¿Y SI PLANEAS UN VERANO DEDICADO A COMER?

¿Y SI PLANEAS UN VERANO DEDICADO A COMER?

Siete festejos gastronómicos que no debes perderte este verano (I)

España es especialmente prolífica en festividades gastronómicas, y si hay una época del año en que esta querencia al tándem comida y cachondeo se hace especialmente fuerte es, precisamente, en verano. Toda la geografía española se llena de fiestas gastro, y aquí te dejamos una lista con diez de las que más nos gustan para que empieces a planear tu verano.

pulpo
La Festa do Pulpo, una de las más importantes de Galicia. | Cocinatis

FOODIE FEST -BENICASSIM (CASTELLÓN) - 10-12 de julio
En Villa del Mar, en la Playa l’Almadrava de Benicassim, llega un coqueto mercado de 'food trucks' que, sin duda, va a aglutinar a una buena cantidad de veraneantes. Camionetas monísimas y repletas de productos frescos, dese hamburguesas a ensaladas, van a ser la atracción del verano en esta localidad, días antes de que comience el festival.

FIESTA DE LA SIDRA - NAVA (ASTURIAS) - 10-12 de julio
Esta localidad situada a escasos 30 kilómetros de Oviedo se convierte anualmente en la capital de la sidra en España (y en el mundo, de hecho), con un sinfín de actividades dedicadas a este producto típicamente asturiano. No sólo se va a premiar a la mejor sidra artesana, sino también al mejor escanciador, y se van a organizar catas y degustaciones que, cómo no, van a acompañarse de la mejor gastronomía de la zona.

FIESTA DEL ALBARIÑO - CAMBADOS (PONTEVEDRA) - 29 de julio - 2 de agosto
La localidad de Cambados acoge anualmente una fiesta que supone una inyección de visitantes en busca de los encantos de este vino típico de la zona. Todos los años se celebra el tradicional concurso de albariños y numerosas actividades relacionadas con la gastronomía, la cultura, y especialmente el vino. Conciertos, catas, proyecciones, degustaciones de productos gallegos, maridajes... Durante varios días esta hermosa localidad atlántica repleta de atractivos para el visitante constituye el centro neurálgico de la gastronomía en Galicia, un lugar en el que conocer los secretos de los vinos más populares de la zona, unos blancos jóvenes, amables, afrutados, ideales para el verano y con bodegas de gran renombre en la zona.

FESTA DO PULPO DO CARBALLIÑO (OURENSE) - 6-11 agosto
Es una de las fiestas gastronómicas más populares de Galicia, pues tiene como protagonista a uno de sus productos estrella, el pulpo. Se celebra todos los años en agosto en la localidad orensana de o Carballiño y ha sido declarada de Interés Turístico Nacional. Esta festividad tiene pocos misterios: se trata de degustar en unos cuantos días nada menos que 40.000 kilos de pilpo, que se toma acompañado de productos típicos gallegos, desde cachelos a empanada. Las raciones se venden a 7 €.

FIESTA DEL PAN Y EL QUESO - QUEL (LA RIOJA) - 6 de agosto
También declarada de Interés Turístico Nacional tiene su origen en 1479, fecha desde la cual se ha celebrado todos los años ininterrumpidamente, siempre el 6 de agosto. Es una festividad de carácter religioso, que consiste en subir en procesión por carretera hasta la ermita del Santo Cristo del Quel, donde se celebra una misa en honor al Cristo de la Transfiguración. Tras la ceremonia, se comparte un almuerzo popular consistente en unos 2000 bollos de pan y 50 kg de queso.

FERIA DEL PESCAÍTO FRITO - LEPE (HUELVA) - 25 de agosto
Como cada año, la localidad onubense rinde tributo a su producto estrella, el 'pescaíto frito', y lo hace con una romería en la playa de La Antilla, un lugar hermosísimo en el que degustar este producto, ademas de buenas cantidades de marisco, también típico de la zona, y disfrutar de los conciertos que tienen lugar durante toda la noche.

TOMATINA- BUÑOL (VALENCIA) - 26 de agosto
Es uno de los clásicos del verano, una de las fiestas más populares de España que consiste, fundamentalmente, en lanzarse toneladas de tomates como si fuesen globos de agua. Se celebra todos los años en el municipio valenciano de Buñol, que recibe centenares de personas (hay autobuses de diversas localidades, incluso desde Barcelona, y diferentes packs para pasar un fin de semana completo, tomatada incluida. Y no, en la tomatina los tomates no se comen, simplemente se cogen con las manos y se lanzan al personal, que acabará bañado en este producto. Un clásico del verano que nos lleva a contemplar con nuestros propios ojos la sublimación del desperdicio de alimentos, y que iene numerosos detractores.

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | Actualizado el 23/06/2018 a las 13:08 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.