ONAGRA, ACEITE DE KRILL, OMEGA 3 Y OTRAS COSAS QUE COMER ANTES DE COMETER UN CRIMEN

ONAGRA, ACEITE DE KRILL, OMEGA 3 Y OTRAS COSAS QUE COMER ANTES DE COMETER UN CRIMEN

Del plátano a la onagra: veinte consejos para atenuar el Síndrome Premenstrual

Tú SPM y tú, fieles desde hace años a vuestra cita mensual. Él lucha por volverte loca y tú por mantenerte en tus cabales. No acabarás con él pero le debilitarás bastante y estará a tu merced si cambias un poco tus hábitos alimenticios durantes esos días del mes.

spm
En esos días en que no te soportas ni a ti, al menos come bien. | Cocinatis

El síndrome premenstrual, ese atenuante en los delitos. Esa maléfica criatura procedente de las entrañas del infierno que te posee durante unos días al mes y no deja que salga ese ser encantador que suele habitar dentro de ti. Te preguntas cómo acabar con él sin necesidad de tomar anticonceptivos orales, pues te niegas a dejar de experimentar toda una serie de sensaciones físicas y emocionales derivadas de los vaivenes de tu ciclo hormonal y convertirte en un ser emocionalmente plano y por lo tanto carente de todo interés, como los hombres.

Tú quieres seguir siendo tú, con tu montaña rusa emocional, tus lloros, tu mal humor, tu sensibilidad, tu vientre levemente hinchado (que te da carta blanca para beber cerveza hasta la extenuación), tus 'bad hair days' y tus atracones de chocolate mientras la ciudad duerme. Sólo pides que todo ese pack que encierra la esencia de la condición femenina siga ahí, pero atenuado. Y para conseguirlo hay que echar mano de los consejos de un tándem que nunca falla: la abuela y los nutricionistas modernos. Aquí van 20 consejos gastro para que el SPM no acabe ganando la batalla mes tras mes:

1- Aceite de onagra. Lo creas o no esta hierba es el mejor antídoto hasta la fecha contra el SPM. Dos cápsulas diarias después de cada comida y en un par de meses bye bye barriguilla premenstrual, granitos y ganas de matar indiscriminadamente. ¿Un consejo? Compra las cápsulas en una herboristería, no te fíes de súpers y farmacias, y ten mucha paciencia: tardan unas semanas en hacer efecto. Además, va bien para el pelo, las uñas y la piel.

2- Come varias veces al día y poca cantidad. Si eres de las que pasa la mañana con un cortado y poco más hasta la hora de comer, cambia ese hábito durante la semana anterior a la menstruación: come cinco o seis veces al día en pequeñas cantidades.

3-Consume fitoestrógenos. Hay muchos alimentos que los contienen, desde las lentejas a los garbanzos o, en gran medida, la soja. El tofu es un alimento ideal para consumir siempre, pero especialmente en los días del mes en que nos sentimos más hinchadas, fatigadas e irritables, pues no sólo contiene fitoestrógenos sino también proteínas.

4- Evita las harinas refinadas. Sustitúyelas por las integrales en pastas, panes, bollería y arroz.

5- Ni té verde ni negro ni café, por no hablar de los refrescos con gas y batidos. Tanto el café como el té verde y negro son ricos en metilxantinas, que aumentan el contenido de azúcar en la sangre.

6- Frutos secos a tutiplén. Serán el snack perfecto durante estos días en que odiar es la única actividad para la que pareces capacitada, pues contienen magnesio, que nos ayuda a relajar el sistema nervioso y mejorar la irritabilidad. Contienen, además, al igual que las verduras de hoja verde, vitamina B6, que nos ayuda a mejorar la fatiga.

7-Esta vitamina puede consumirse, si se desea, también en cápsulas.

8- Evita la sal. Existen en el mercado algunas sales sin sodio, y últimamente están ganando adeptos productos como el gomasio, pues la sal nos hará retener líquidos, justamente lo que menos nos interesa. Patatas fritas, embutidos y, en general, muchos alimentos procesados llevan cantidades ingentes de sal.

9- Bebe mucha agua. Para reducir la retención de líquidos.

10- Con el mismo objetivo, come mucha fruta: aprovecha los azúcares naturales de la fruta sin necesidad de ingerir dulces, que provocarán subidones repentinos de azúcar y, de este modo, propiciarán los cambios de humor inherentes a este incierto periodo de nuestras vidas.

11- Come plátanos, son ricos en B6 y en potasio, que contribuye a reducir los estados de nerviosismo y depresión.

12-Evita los lácteos en la medida de lo posible. Los alimentos derivados de la leche, así como las carnes muy grasas, producen un aumento de estrógenos, lo que provoca las clásicas molestias físicas, especialmente en los pechos.

13-Empieza con ensalada. Las lechugas son los vegetales más ricos en potasio, que ayuda a liberar el agua del organismo y a que nos sintamos menos hinchadas. Acostúmbrate a que durante los 7-10 días previos al periodo menstrual sea tu primer plato sin excepción. 

14- Nada de comida basura ni alimentos procesados, especialmente bollería industrial. Es lo que más apetece en estas fechas, pero lo cierto es que el efecto que producen es absolutamente contraproducente: del najón al subidón. Opta por hacerte un bizcocho casero, o unas magdalenas, o cualquier cosa que hayas cocido con tus propias manos en el horno de tu casa, e intenta controlar las dosis de azúcar. 

15- El sauzgatillo es, como la onagra, una planta aliada de la mujer en esos días malos. Reduce notablemente los síntomas del SPM si se consume de forma continuada, en especial los asociados a las molestias en los pechos. 

16- El ñame silvestre, que al igual que la onagra y el sauzgatillo también se vende en cápsulas, ha demostrado ser un eficiente regulador del sistema hormonal femenino, pues ayuda a aumentar los niveles de progesterona. 

17- Sí al Dong quai. O angélica china, también conocida como "el gingseng femenino", perfecta para la menopausia, el síndrome premenstrual y cualquier cosa que tenga que ver con tener las hormonas como una centrifugadora. Tiene un altísimo componente en fitoestrógenos, magnesio y vitaminas y puede tomarse en cápsulas, aunque también hay quien la toma en polvo, añadiendo una cucharada rasa a zumos, aguas o yogures. Atención, que su efecto no es inmediato: suele recomendarse que se tome en periodos de treinta días con una semana de descanso. 

18- Alimentos ricos en Omega 3 y Omega 6. Démosle, pues, sin misericordia al sushi en estos días malos. Muchos nutricionistas recomiendan extraer el omega 3 del aceite de Krill, unas cápsulas procedentes de un pequeñísimo crustáceo similar a una gamba que es una valiosa fuente de Omega 3.

19-No tiene que ver con la alimentación, pero procura encontrar un hueco para hacer algo de ejercicio suave durante los días previos a la regla. Yoga, Pilates o incluso caminatas al aire libre te harán sentir mejor.

20- Déjate llevar. Hace unos días una naturópata muy sabia con la que hablaba del tema me dio la mejor de las conclusiones: si el SPM está, está por algo. Como todo en la vida. Come mejor, descansa, haz deporte, sé consciente de lo que te pasa... "pero si tienes que desahogarte, hazlo". A menudo el SPM no es más que una reacción de nuestro cuerpo, sometido a unas dosis de estrés insospechadas, para sacar todo eso que se guarda durante tres semanas al mes. Y también me dio un consejo impagable: "avisa a los que tienes alrededor de que no estás en tu mejor momento... y después chíllales si es necesario". Apuntado queda.

 

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | 30/04/2014

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.