TE AYUDARÁN A SUPERAR EL PROCESO

TE AYUDARÁN A SUPERAR EL PROCESO

10 pautas de alimentación que debes seguir cuando estás resfriado

Llega el otoño, la astenia, la rutina, el estrés, el frío... Y con todos ellos, los resfriados, que nos atacan con fuerza en esta época del año. ¿Qué tal si pruebas con unos cuantos remedios naturales y pautas de alimentación para echar de tu organismo a toda esa cantidad de virus?

mandarina
Ellas te ayudarán a llevarlo un poco mejor. | Cocinatis

1. Come cítricos. Los zumos de naranja, lima o limón harán que te encuentres mejor. La vitamina C ayuda al cuerpo a prevenir los resfriados y, una vez adquiridos, a contrarrestar sus efectos. Lo más recomendable es comenzar a consumir cítricos antes de caer enfermos, de manera que lo ideal es empezar siempre el día con un buen zumo de naranja o pomelo. Hay otros alimentos que también tienen mucha vitamina C y son muy recomendables durante todo el año, como las fresas, el kiwi o los tomates. Un zumo de limón caliente con agua y miel no será, probablemente, lo que más nos apetezca, pero va a sentarnos estupendamente cuando estamos muy resfriados.

2- Infusiones de tomillo y limón. Cuando lo que no te deja vivir es la garganta, una buena manera de calmar el dolor es prepararse una infusión de tomillo y zumo de limón, a la que puedes añadir una cucharadita de jengibre y, por supuesto, una de miel. Es mano de santo. Ni que decir tiene que especialmente cuando estemos resfriados es importante que los cítricos que consumamos sean ecológicos, para asegurarnos de que mantienen todas sus propiedades. Ah, y no te olvides de hacer gárgaras.

3- Bebe muchos líquidos. Desde agua a caldos, zumos de frutas y verduras (decisivos para reponer vitaminas y minerales que refuercen tu sistema inmunológico), infusiones, etc. Te ayudarán a eliminar la mucosidad, a prevenir la deshidratación y a calmar el dolor de garganta.

4- Cuidado con la leche. Pese a lo que asegura la creencia popular, que nos adjudica un vaso de leche caliente con miel ante cualquier atisbo de virus, ésta provoca mucosidad, por lo que es importante evitar su consumo cuando estamos resfriados. Es preferible sustituir la leche por agua caliente si nos duele la garganta y queremos aliviar el malestar.

5- Sí a los vahos de eucalipto. Su acción expectorante va a provocar que nos sintamos mejor de inmediato, ya que va a acabar momentáneamente con la congestión. Conviene repetir los vahos unas tres veces al día, y, si no disponemos de eucalipto, realizarlos con agua y sal.

6- No consumas alcohol. Su efecto puede interferir con la medicación.

7- Lávate las manos. Si normalmente tenemos que ser estrictos con nuestra higiene personal, mucho más cuando estamos resfriados, especialmente si vivimos con otras personas. Los catarros provocan que estemos constantemente tosiendo y estornudando, de manera que favorecemos que los virus se instalen entre nosotros si no nos lavamos cuidadosamente las manos con frecuencia. Es importante no compartir vasos ni alimentos.

8- Ajo a placer. Hay quien lo come a palo seco, quienes lo camuflan con la comida, quienes se preparan infusiones y aquellas personas mucho más prácticas que toman cápsulas de ajo. No en vano los rusos conocen a este alimento como "la penicilina rusa" gracias a sus poderes destructores de gran cantidad de bacterias. El ajo es un antibiótico natural y antibacteriano que refuerza el sistema inmunológico contra los virus. Se cree que gran parte de sus efectos terapéuticos provienen de sus compuestos que contienen azufre, tales como la alicina, que también es lo que le proporciona su olor característico.

9- Sopa de cebolla. La cebolla no sólo está buenísima, sino que es una gran aliada para prevenir y curar catarros. Sus propiedades son similares a las del ajo, con la excepción de que no se pierden al cocinarse, y una muy buena manera de consumirla cuando llega el frío es en forma de una deliciosa sopa de cebolla. Según un estudio publicado por la Universidad de Nebraska el caldo de cebolla ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a aliviar la inflamación de garganta.

10- Si tomas antibióticos, contrarréstalos con yogur. Los antibióticos que en ocasiones nos recetan para la gripe o para las infecciones de garganta destruyen la flora intestinal, y una buena forma de evitarlo es tomar yogur a diario o, de lo contrario, podremos acabar con molestias intestinales o dolor de estómago. Una buena manera de acostumbrarse a tomar yogur a diario es sustituir la leche del desayuno, que va a provocar mucosidad, por un yogur natural que regenerará la flora intestinal.

Laura Conde | @LauraConde5 | Barcelona | Actualizado el 23/06/2018 a las 12:50 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.