Sorpréndete

Sorpréndete

Nunca pensarías que estas comidas te hacen sentir cansado

En la lista hay algunas sorpresas... todos estos alimentos acaban dejándote en un estado de somnolencia.

Plátano
Plátano | El Sextante

¿Andas preocupado porque, a partir de determinada hora de la tarde, ya no puedes con tu alma?, ¿te levantas por la mañana deseando volver a meterte bajo el sobre? Esta situación puede producirse por varios factores, pero, ojo, porque la alimentación también juega un papel relevante en nuestra energía. Aunque no te lo creas, hay comidas que hacen que te sientas un poquito más cansado. Son estas.

Plátano. Aunque siempre asociamos esta fruta con un chute de energía, lo cierto es que el plátano es rico en magnesio, una sustancia que actúa como un relajante muscular. De hecho, son muchos los expertos que aconsejan tomar un plátano antes de irnos a dormir para descansar mejor. Si lo comemos durante el día, es probable que nos sintamos un pelín más cansados.

ondacero.es | onda cero

Pan blanco. Mientras que el integral contiene fibra, nos deja saciados y nos aporta energía, con el pan blanco no pasa nada de esto. Se trata de un alimento con un alto índide glicémico, lo que provoca que se digiera de manera rápido y sin aportarnos ese chute de batería que si nos da el integral.

Carne roja. Comerse un buen trozo de carne con contenido en grasa puede llevarnos a sentirnos somnolientos. Nuestro cuerpo necesita utilizar mucha energía para digerir este alimento, lo que provoca que nos sintamos más cansados. Esto no sucede con grasas saludables como la Omega 3 presente en el salmón o los frutos secos.

Las cerezas pueden utilizarse tanto en recetas dulces como saladas | Gastronosfera

Cerezas. Varios estudios han demostrado en los últimos tiempos que las cerezas pueden ayudarnos a conciliar el sueño. Esto se debe a su alto contenido en melatonina. En este sentido, pasa como con el plátano: son ideales para tomar antes de irnos a la cama, pero quizá no sean lo más adecuado cuando estamos en mitad de la jornada laboral.

Dulces. Así, en general. El azúcar que contienen lleva a un subidón de insulina en nuestro cuerpo, que provoca que el cerebro libere triptófano, lo que nos hace sentirnos amodorrados. Es mejor evitar rematar comidas con dulces y más todavía si encima han sido almuerzos copiosos. Si no podemos renunciar al dulce, mejor tomarlo cuando no importe tanto que bajemos nuestro nivel de actividad.

Lechugas | Getty Images

Lechuga. ¿Podemos llegar a sentirnos más dormidos después de tomar una ensalada que una paella? Pues sí: los científicos han descubierto que la lechuga tienen propiedades sedantes que afectan a nuestro cerebro de una manera similar a cómo hacen los opiáceos. Esta sustancia se llama lactucina y su efecto se ha demostrado en estudios con roedores.

Café. Aquí está la gran sorpresa: tomamos tazas de café para mantenernos alerta y despiertos y puede ser que estemos provocando el efecto contrario a nuestro cuerpo. Sí, es cierto que un café funciona como 'despertador' durante una hora y media o dos horas pero, pasado ese periodo, desaparece y provoca el efecto contrario, dejándonos más cansados.

Javier Sánchez | @srjaviersanchez | Madrid | 16/12/2016

Más noticias

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.