Quizá la mejor manzana del mundo

Quizá la mejor manzana del mundo

La manzana perfecta existe... y se llama Pink Lady

Te damos diez razones por las que la manzana Pink Lady es especial. Crujiente y con el dulzor justo, es más que una fruta que se produce solo en tres puntos en Europa; uno de ellos en Girona.

Cada manzana Pink Lady se coge cuidadosamente del árbol.
Cada manzana Pink Lady se coge cuidadosamente del árbol. | Cocinatis

Lo confieso, soy un auténtico friqui de las manzanas. Detesto las harinosas, las que no ofrecen resistencia al mordisco, me ponen de mala leche las que no tienen sabor alguno y no soy fan de las ácidas. Por eso, una manzana como Pink Lady me tiene hechizado. Esta variedad de textura crujiente, sabor dulce, color rosa inimitable y porte elegante se ha convertido en mi snack favorito. Obviamente, no es casualidad, sino que se debe a una serie de factores que hacen posible esta 'fruta milagro'.

Es un cruce. Entre dos variedades, la Golden Delicious y la Lady Williams, lo que la convierte en una fruta realmente especial. El responsable de esta inspirada mezcla fue John Cripps, un australiano, que creó la manzana en 1973. Más de cuarenta años después, 2.800 productores en el mundo cultivan esta fruta.

Mucha maduración en el árbol y una recolección rápida. Cada una de las manzanas pasa unos siete meses madurando en el árbol y se recolectan durante un periodo de tiempo muy corto. Esto garantiza la máxima frescura en el momento en el que llega a la mesa.

Cada manzana se recoge a mano y se transporta con sumo cuidado. Producida en Ullà (Girona), cada una de las manzanas se recoge a mano desde el manzano y se coloca cuidadosamente en un cubo. De ahí al camión que la transporta. Nunca se deja caer. La Pink Lady debe llegar a las tiendas sin golpe alguno.

Comprobación de dureza, color y contenido en azúcar. En la planta productora, se analiza cada una de las manzanas para comprobar que tienen el grado de dureza, el dulzor y el color exactos para ser Pink Lady.

Lavado y comprobación de peso. Cada una de las manzanas se pesa, ya que deben tener un tamaño determinado para ser comercializadas bajo la marca Pink Lady.

Protección alternativa del huerto sin métodos agresivos. Para preservar al máximo el equilibro de la naturaleza y garantizar la máxima calidad, se utilizan métodos alternativos a los químicos. Un ejemplo, los difusores de feromonas para ahuyentar la carpocapsa, principal plaga de la manzana.

Respeto a la producción tradicional. Los huertos de Pink Lady se ubican siempre en zonas en producción tradicional. De esta manera, se contribuye al mantenimiento de las explotaciones arborícolas, a salvaguardar el patrimonio natural y los paisajes locales.

Cero despilfarro: ¡ni una Pink Lady se desecha! Aunque solo las manzanas óptimas llegan al consumidor bajo la bandera de Pink Lady, el resto de utilizan para la producción de zumos. Todas las frutas se aprovechan.

Aliada en la cocina... ¡y en la coctelería! La premio nacional de gastronomía Isabel Maestre utiliza Pink Lady en su famoso roscón de Reyes este año, mientras que el coctelero Diego Cabrera, emplea la fruta en sus cócteles en Platea.

El sabor. Un mordisco vale más que mil palabras.

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | Actualizado el 23/06/2018 a las 13:47 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.