Te explicamos cómo hay que hacerlo

Te explicamos cómo hay que hacerlo

Llevas comiendo MAL la pizza toda tu vida

¿Te llevas a casa tu pizza, la cortas en porciones y la sujetas por el borde para comerla? Pues mal hecho. Un chef italiano, Enzo Coccia, ha explicado cómo se hace.

No sabemos por dónde empezar... esto es comer la pizza MAL.
No sabemos por dónde empezar... esto es comer la pizza MAL. | Flickr

La pizza se inventó en Nápoles hace varios siglos y, desde entonces, llevan viendo cómo hacemos todo tipo de perrerías con su plato estrella en todo el mundo. Hace unos días, Enzo Coccia, un chef local, aprovechó la presencia de Daniel Young, un crítico gastronómico inglés (y de su cámara) para explicarnos que llevamos comiendo MAL la pizza toda la vida. Y nosotros sin saberlo. Estas han sido las revelaciones de Coccia.

Nada de cortarla en triángulos y de sujetarla por el borde. Es verdad que Coccia habla de las pizzas napolitanas individuales, redonditas y de un diámetro no demasiado grande (en torno a 25 centímetros), pero aún así nos sorprende: el tipo dice que lo que hay que hacer es desterrar el cortapizzas. Lo de hacerla triangulitos y sujetarla por el borde no tiene sentido porque...

La pizza auténtica es BLANDA, no DURA. Nos empeñamos en que la pizza sea lo suficientemente dura como para que al cortarla en porciones (algo que no debemos hacer, tal y cómo hemos visto) la podamos sujetar sin que los ingredientes resbalen. Coccia dice que la pizza napolitana (la auténtica, no lo olvidemos) tiene la masa BLANDA y, por tanto, al hacerla en triangulitos, el queso, la albahaca y el jamón que hay por encima se deslizarían hacia el suelo... Al chef italiano le llama la atención que fuera de Italia se haga la pasta más blanda (cuando debería estar al dente siempre) y la pizza, al contrario, más dura que en Italia. Dos fallos imperdonables, según él.

Si doblas la pizza, lo estás haciendo... BIEN | Wikipedia

Entonces, ¿qué hacemos? DOBLARLA (dos veces). Aunque nos parezca una guarrada, Coccia nos asegura que lo que hay que hacer es coger la pizza redonda y doblarla por la mitad, para luego volver a doblarla sobre sí misma. Así nos quedan cuatro triángulos, uno encima de otro, que, ojo, además Coccia dice que hay que morder al mismo tiempo, así que toca abrir bien la boca. De esta manera, los ingredientes no se caen y mordemos masa, queso, tomate e ingredientes en todo momento.

Claro, tras esta explicación, nos quedan dudas. ¿Qué pasa con las pizzas familiares? ¿También se doblan en cuatro y nos las comemos en plan bolsillo gigante? ¿Y las que son de masa gorda? ¿Cómo demonio doblamos eso y, sobre todo, cómo nos la metemos en la boca? ¿Qué hacemos en un restaurante italiano fino? ¿Dar el cante doblando la pizza y pasando de los cubiertos? Coccia, cuando puedas, ya si eso, nos iluminas...

También te puede interesar...

La última moda es comer la pizza ¡enrollada!

Javier Sánchez | @srjaviersanchez | Madrid | 16/10/2016

Más noticias

Los mas vistos

Hogarmania

2 Aceite K +1 Vino Blanco K5 + Libro de Regalo Las recetas de toda la vida – Black Friday

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.