Salva el folículo con tu dieta

Salva el folículo con tu dieta

Llega el otoño y la caída del pelo… Cinco alimentos para evitarlo

Asumámoslo, el verano se acabó. Mal rollo. Y aún hay más, comienza la caída del pelo, también llamada estacional y que coincide con esta época. Te damos cinco alimentos para plantarle cara.

La alimentación puede salvar nuestro cabello.
La alimentación puede salvar nuestro cabello. | Flickr

Asumámoslo, el verano se acabó. Mal rollo. Y aún hay más, comienza la caída del pelo, también llamada estacional y que coincide con esta época. Te damos cinco alimentos para plantarle cara.

23 de septiembre. Apunta esta fecha en tu calendario. Es el día oficial de comienzo del otoño y llega el momento de dejar a un lado chanclas, colgar el bañador hasta el año que viene y cambiar la playa por el asfalto. Es el momento en el que comienza a caer la hoja… y el pelo. Sí, todos esos cabellos que ves abandonar el barco deberían volver pero, en el caso de los hombres, sobre todo, esta máxima no siempre se cumple. Con estos cinco alimentos, el pelo se caerá menos .

Avena. La presencia habitual de la avena en mascarillas para el pelo o en champús revitalizantes ya debería hacernos sospechar. Su cóctel de minerales es absolutamente revitalizante para el cabello: zinco, magnesio o cobre, por poner algunos ejemplos. Además, también aporta vitaminas B o proteínas, lo que la convierte en un aliado imprescindible. Puede tomarse tanto en copos como en bebida sustitutiva de la leche. Sin azúcar, eso sí.

Carne roja. Zinc y hierro a tutiplén, el consumo de carne roja asegura que nuestro cabello se caiga menos y se refuerce. El gran aporte de hierro debe estar acompañado de ingesta de vitamina C con el fin de que sea perfectamente asimilado por nuestro cuerpo. Tampoco conviene abusar: con un par de veces a la semana es más que suficiente.

Repollo. Vitaminas y sales minerales que le hacen mucho bien al cabello. Además, contiene azufre (responsable de su olor poco popular), lo que favorece la síntesis entre queratina y colágeno, dando una nueva vida a nuestro pelazo. Además de incluirlo en nuestra dieta, podemos utilizar el jugo de repollo para darnos fricciones en el cuero cabelludo para estimular el crecimiento.

Piñones. Resveratrol. Esa es la palabra que explica por qué los piñones son tan beneficiosos para el pelo, previniendo su envejecimiento y en fin que, snif, muera… Una manera sabrosa de comerlos, además de en crudo, es en revueltos. También resultan muy agradecidos en ensaladas y aportan un toque en asados o en guisos de carne.

Garbanzos. En ensalada, en estofado, en cremas… los garbanzos son muy recomendables porque favorecen la formación de la metionina, un aminoácido que es necesario para la correcta salud del folículo piloso. Esta legumbre, además, es ideal para llevar una dieta saludable tras los excesos veraniegos.

Javier Sánchez | Madrid | 17/09/2015

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.