¡HELADOS OCHENTEROS!

¡HELADOS OCHENTEROS!

Estos son los helados de los 80 que han hecho historia. ¿Cuál era el tuyo?

Hay helados y polos que han hecho historia, que fueron los dignos continuadores de aquellos cortes de helado infame que servían los domingos en la mayoría de hogares. He aquí nuestro top de helados ochenteros con solera. ¿Falta alguno?

Comtessa
Comtessa | Frigo

Según de que generación seáis, los ochenta los recordaréis de diferente manera. Por entonces, Madonna revolucionaba los cimientos de las familias más tradicionales con su 'Like a Virgin' , U2 no acababa de decidirse con el 'With or without you', Mecano se colaba en las fiestas, Hombres G atacaba con los polvos pica pica y Miguel Ríos gritaba a los cuatro vientos que 'Los Viejos rockeros nunca mueren'. Las prendas se sobreponían unas a otras y, como condición indispensable, debían ser dos tallas más de las que tocaban; los encajes se combinaban con las mallas y los pantalones de pitillo y el tamaño de las hombreras hizo que más de uno se llegara a plantear reformas para ensanchar las puertas.

Fueron los años en los que todo lo bueno era "dabuten" y lo que no nos apetecía era "nasti de plasti", los años de la Movida Madrileña, de La Bola de Cristal y del Referéndum de la OTAN. También fueron años donde la creatividad estaba a flor de piel y los helados y los polos dieron un gran giro, pasando de los flash de naranja, de limón, de fresa o de cola y del corte de tres sabores a helados terroríficos o con formas anatómicas y a los polos sin palo que aún están a la venta.

En este ejercicio de nostalgia, hemos echado la vista atrás para recordar los que más nos marcaron. ¿Echáis alguno de menos?

1.- El Frigo Dedo ha sido uno de los grandes polos. Aunque era de hielo, por fuerte que lo chuparas conservaba su color hasta el final. Con un sabor original a fresa, se hicieron de él más versiones con otros sabores y con el dedo recubierto de chocolate, pero como el original, ninguno. Seguro que más de uno lo utilizó para señalar alguna vez.

Frigo Dedo | Frigo

2.- El Drácula. ¡Qué gran invención! Los colores de la capa del vampiro en su recubierta de cola, la vainilla para el color pálido de su rostro y la fresa para emular la sangre que chorreaba de sus colmillos eran el delirio todos.

Drácula helado | Cocinatis

3.- El Colajet. Como si fuera un cohete que despegaba al espacio, el Colajet fue una gran éxito en parte por sus sabores (limón, chocolate y cola) y en parte por la oportunidad que daba de poder conseguir otro Colajet gratis si al final encontrabas en el palo una estrella. ¿Lo conseguisteis alguna vez?

Colajet | Nestle

4.- El Pop Eye, era el más clásico y uno de los más baratos. Aunque no dejaba de ser el típico polo de naranja o de limón, su precio permitía refrescarse de vez en cuando sin gran esfuerzo. No es que fueran una gran innovación, pero con él supieron mantener un clásico en una buena posición.

5.- El Twister fue de los primeros en introducir una forma diferente con colores y sabores llamativos que hasta ahora nos sonaban a chino. ¿Un polo azul, rojo y verde? ¿A qué podía saber eso? Lo importante era llamar la atención y lo consiguieron.

Twister | Cocinatis

6.- El Frigo Pie. Otra parte del cuerpo en este caso mucho más cremosa que el Frigo Dedo. Recuerdo que el sabor me recordaba (y me recuerda) al Pettit Suisse de fresa y que siempre empezaba por mutilarlo por el dedo meñique.

Frigopié | Cocinatis

7.- El Negrito. "Ahí viene el negro, negrito, el Frigo con meneíto". Así era el spot televisivo que en su día invadió los veranos. Viendo su anuncio, está claro que buscaban un público adulto más que uno infantil. Echad un vistazo al anuncio y comprobad que eran otros tiempos.

Negrito | Frigo

8.- El Calippo. En 1984 llegó el polo sin palo. Sin duda, fue una de las grandes presentaciones que cambiaron el concepto de cómo tomar un polo. Aún hoy, más de 30 años después, sigue en auge . Tanto ha significado que hasta Jordi Roca ha utilizado su formato para presentar una de sus últimas creaciones en alianza con Codorniu, su polo de cava. A eso le llamo yo un buen pelotazo.

Calippo | Cocinatis

9.- El Nifty, más conocido como Fantasma, por lo menos en mi círculo de amigos. Con él supieron convertir los sabores más clásicos (chocolate y vanilla) en un atractivo helado que imitaba la cara de un típico fantasma de sábana. Quizás escogieron este formato para imitar al exitoso Drácula, y así teníamos que elegir entre cuál era nuestro monstruo preferido.

10.- Comtessa. Atención porque este era solo para celebraciones. Era el helado oficial de la BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones) y con un poco de suerte el postre de los domingos si tus padres se sentían generosos y te habías portado bien en la playa. Porque siempre se compraba a última hora, antes de comer para que aguantara bien. No olvidemos que las neveras de la época eran como eran...

Comtessa | Frigo

Luisa Ramos | Barcelona | 28/05/2018

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.