Un grupo de científicos han dado con la clave

Un grupo de científicos han dado con la clave

Esta es la fórmula para hacer una pizza perfecta en casa

Si no tienes ni idea de cómo lograr una pizza como las italianas en casa, no te preocupes, la ciencia ha hablado.

Seguro que te interesa

Sí, lo sabemos: en nada se parece ese subproducto que preparas en casa a la pizza que comiste en aquel viaje a Roma con amigos y que te hace babear aún con solo recordarla. ¿Cómo emular esa masa perfectamente horneada en la intimidad del hogar y con las limitaciones que esto conlleva? Los pizzaiolos italianos, -quien más, quien menos-, cuentan con hornos de piedra maravillosos, pero, eh, los mortales también existimos. Y queremos que la pizza nos quede, si no de premio, decente al menos. Pues bien, ese momento ha llegado.

Resulta que se ha publicado en el repositorio de artículos científicos llamado arXiv un trabajo llamado 'La física de hornear una buena pizza'. En el estudio, dos físicos (Andrey Varlamov, del Instituto de superconductores, óxidos y otros materiales y dispositivos innovadores de Roma y Andreas Glatz, de la Northern Illinois University) y un antropólogo de alimentos, Sergio Grasso, hablan de las claves de una pizza perfecta. Al parecer, efectivamente, tiene que ver con la relación de tiempo y temperatura en el horneado. En el caso de un horno de piedra, una pizza Margarita alcanzaría la perfección en exactamente 2 minutos a 330 grados centígrados.

Pero, ¿cómo se traslada esto a la intimidad de nuestros hogares en los que la mayoría, por decirlo así, tenemos hornos un pelín más de andar por casa? Pues los autores han tirado de la física para hacer una pizza perfecta en casa. Según ellos, una pizza cocinada en un horno eléctrico podría resultar similar a la cocinada en un horno de piedra si se fija la temperatura en unos 230 grados centígrados durante alrededor de 170 segundos (tres minutos más o menos). Curioso cuanto menos, pues la mayoría hornea la pizza en casa a unos 18 0 grados y durante más tiempo...

Sin embargo, hay indicaciones adicionales. En el caso de que se incluyan ingredientes con un alto contenido de agua (por ejemplo, tomate natural), habría que dejar la pizza durante un pelín de tiempo más para favorecer la evaporación. Además, parece claro que esta indicación resulta válida, sobre todo, para pizzas de masa fina siguiendo la tradición italiana más arraigada. En el caso de masas más gruesas, habría que volver a pedir consejo a estos sabios para que, recalculando, sean capaces de decirnos durante cuánto tiempo hay que mantenerla en el horno... Si os quda bien, felicidades. Por si acaso, también os dejamos por aquí un consejito para aprender a comer una porción de pizza de una vez por todas. De nada.

Javier Sánchez | Madrid | 08/11/2018

Más noticias

Los mas vistos

Hogarmania

Menestra de verduras

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.