TODO SON BENEFICIOS, AUNQUE NO LO CREAS

TODO SON BENEFICIOS, AUNQUE NO LO CREAS

Diez motivos para hacer una dieta depurativa

Ayunar está de moda. Llámalo ayuno, semiayuno o dieta depurativa, lo cierto es que liberar durante unos días a nuestro aparato digestivo de la sobrecarga a la que lo sometemos siempre es una buena idea. Te damos diez motivos para hacer una dieta depurativa y te explicamos en qué consiste.

dieta_depurativa
Así de lozano lucirás con tu dieta depurativa | Cocinatis

Atrás quedaron esas horrendas sopas de apio que asociábamos a depurar nuestro organismos tras meses, tal vez años, de excesos gastronómicos. En la actualidad son numerosas las marcas que apuestan por productos detox y son muchos los nutricionistas que diseñan apetecibles dietas depurativas para liberar a nuestro aparato digestivo, siempre en constante ajetreo, de los excesos que supone un día a día en el que quien más quien menos tiende a comer rápido y mal. ¿Por qué hacer una dieta depurativa? ¿La necesito yo, si me siento bien y no tengo sobrepeso? Veamos.

1- Es divertido. El primer motivo para hacer una dieta depurativa es que vamos a poder comer cosas fantásticas, aunque no lo creamos, de las que a menudo nos vemos privados. Destinar una semana de nuestras vidas a beber zumos y 'smoothies' de frutas y verduras con una cantidad excepcional de nutrientes no sólo nos va a hacer sentir mejor, sino que nos va a hacer disfrutar del placer de comer (más bien beber) delicatessen que a menudo desdeñamos sin saber que están buenísimas y que nuestro organismo va a agradecerlas de por vida.

2- Te sentirás bien. No vamos a negar que tal vez los primeros días pases algo de hambre, pero existe unanimidad entre los pros de este tipo de dietas en que a partir del tercer día serías capaz de comerte el mundo sólo habiendo ingerido líquidos multicolores y ningún sólido. Generalmente al tercer día de hacer este tipo de dietas detox, de las cuales encontramos mil modalidades (casi tantas como usuarios), uno empieza a encontrarse súbitamente bien, de un humor excelente y con una fuerza física e intelectual que va a suponer un torrente de energía y creatividad. Recordad, si no, a aquel Hemingway de 'París era una fiesta', el de 'éramos pobres pero felices', que gastaba todo su dinero el el hipódromo para después pasar unos días sin comer. Fue en esos momentos cuando escribió sus mejores líneas y cuando aseguró sentirse más inspirado.

3- Encontrarás la tuya. Como decíamos hay casi tantas dietas depurativas como usuarios. Hay quien decide liarse la manta a la cabeza durante dos o tres semanas y hacer una dieta a base de infusiones, frutas, verduras y cereales, en la que los alimentos pueden ingerirse de forma sólida y cocida, mientras hay quien prefiere hacer una dieta de sólo 4 días, por ejemplo, en la que primen los líquidos y batidos. Piensa en qué momento te encuentras y busca, siempre con ayuda de un profesional, la dieta que mejor se adapta a tus necesidades.

4- Perderás algo de peso. Por tanto, probablemente te encuentres estupendo durante los días o semanas en que dure la dieta. Volverás a caber en aquella talla maravillosa y eso unido a la fuerza y vitalidad que se apoderarán de ti harán que te sientas el rey del mambo. Pero ojo. Las dietas depurativas no sirven para perder peso, y de hecho no es esa su finalidad. Se trata de liberar al organismo de toxinas acumuladas durante mucho tiempo, y esto irá acompañado de una pérdida de peso y líquidos, pero ese peso se recupera prácticamente en su totalidad cuando volvemos a comer de forma normal.

5- Bajarás el ritmo. Los especialistas recomiendan que, dado el bajón energético que tiene lugar durante los primeros días en que se realizan estas dietas, escojamos para hacerlos unos días, o unas semanas, en los que no tengamos una actividad frenética física y mental. Esta circunstancia nos va a obligar a reordenar nuestras vidas y nuestros horarios y a frenar el ritmo durante un tiempo. Y eso siempre es positivo.

6- La piel va a notarlo desde el minuto 1. No sólo vamos a sentirnos mejor físicamente, sino que vamos a ver cómo mejora automáticamente el aspecto de nuestra piel, especialmente del rostro. Espinillas, granos, sarpullidos... se deben en muchas ocasiones a motivos relacionados con nuestra alimentación, generalmente a la excesiva presencia de grasas en nuestra dieta. Chocolates y embutidos son una bomba de relojería para nuestra piel, que de repente va a ver como durante unos días le brindamos una gran cantidad de alimentos antioxidantes, lo que favorece la regeneración celular y previene el envejecimiento. No es de extrañar, sin embargo, que algunas personas noten la piel algo peor durante los primeros días de dieta, ya que los poros también son una fuente importante de eliminación de toxinas. Así que si nuestra piel regresa a la adolescencia por momentos querrá decir que la cosa está yendo bien.

7- Ganarás la batalla a la cafeína. Es recomendable que los adictos al café o a las bebidas que contienen teína o cafeína acostumbren a su cuerpo a vivir sin su cafeína durante unos días. Es curioso cómo incluso los más adictos se dan cuenta de que son perfectamente capaces de ganar la batalla a una sustancia a la que se creían enganchados. Los primeros días suelen aparecer episodios de dolor de cabeza o bajadas leves de presión arterial, pero una vez superadas esas terribles horas de abstinencia, lo cierto es que incluso los más cafeteros consiguen vivir sin su brebaje y sustituirlo por apetecibles zumos de frutas exóticas o infusiones depurativas.

8-Recuperarás el hábito de beber agua. Hidratar es muy importante cuando estamos en plena dieta depurativa. Para paliar la sensación de hambre beberemos más agua durante los días que hagamos esta dieta, un hábito que debemos tratar de cuidar e incorporar a nuestro día a día cuando ya hayamos dejado la dieta. La cantidad recomendada en función del peso, el metabolismo y la actividad física es entre 2 y 3 litros.

9- Eliminarás alcohol y tabaco. No sólo vas a poder descubrir una cantidad de infusiones y zumos de lo más variado sino que además eliminarás durante unos días tabaco y alcohol. Y eso, sin duda, tu organismo va a agradecerlo.

10- ¿Un ejemplo? Os dejamos con una de nuestras dietas depurativas favoritas, la que se elabora en Mother (Joaquiín Costa, 26), un establecimiento de Barcelona especializado en la elaboración de zumos biológicos 'cool pressed', elaborados con una máquina de extracción en frío que permite conservar intactos todos y cada uno de sus nutrientes. Sus propietarias, Gemma y Lily, nos proponen cuatro zumos variados de 500 ml a tomar a lo largo del día, a poder ser a la hora de las principales comidas, y una bebida vegetal a escoger. Ellos venden los packs ya preparados, pero también podemos prepararnos los zumos en casa si lo preferimos. Su apuesta, porque combina todos los nutrientes, es variada, divertida y saciante, es la siguiente:

Desayuno: zumo de manzana, pepino, col, espinaca, apio, perejil, limón.
Media mañana: zumo de piña, manzana, apio, menta.
Almuerzo: zumo de manzana, remolacha, zanahoria, jengibre.
Media tarde agua mineral, limón, agave, cayena.
Cena: 1 bebida vegetal de almendra o anacardo de 500 ml.

 

 

 

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | 16/10/2014

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.