SÁCALES PARTIDO Y RECONCÍLIATE CON ELLAS

SÁCALES PARTIDO Y RECONCÍLIATE CON ELLAS

Siete errores que cometes al asar castañas (y por eso no te gustan)

Las castañas son ricas, nutritivas y es uno de los frutos secos menos calóricos y más interesantes a nivel nutricional. Estamos en plena temporada y, sin embargo, les hacemos poco caso teniendo en cuenta todas sus ventajas, tanto en cocina (son sumamente versátiles) como en materia de nutrientes. ¿Sabes que en muchas ocasiones la causa de tu indiferencia (rechazo en el peor de los casos) hacia la castaña es que no sabes asarla? Aquí te contamos todo lo que haces mal.

Cocinatis | Barcelona | 25/10/2018

Castañas asadas
Castañas asadas | Castañas asadas

Castañas asadas | Castañas asadas

No las sabes escoger

Es fundamental que descartes las que estén estropeadas o tengan peor aspectos y te quedes solo con las sanas. Lo ideal es que lo hagas antes de asarlas, de manera que acabarás introduciendo en el horno solo las buenas, y no, como solemos hacer, una vez asadas.

No las lavas y secas

Un gesto fundamental antes de prepararlas para cualquier cocción, ya sea asarlas y comerlas directamente o utilizarlas en las más diversas recetas.

No las repartes bien en la bandeja del horno

Te pueden las prisas y las colocas amontonadas, lo que impedirá que se asen correctamente. Es importante que tengas paciencia y, si es preciso, hagas un par de hornadas para asar todas las castañas que necesitas. Si las amontonas, se asarán mal y acabará siendo peor el remedio que la enfermedad.

No las cortas bien

O bien se realiza un corte en el centro en forma de cruz, o un corte contundente por la base. Si realizamos un corte demasiado pequeño, no solo puede ocurrir que exploten con el calor, sino que además puede que no se cuezan bien.

No precalientas el horno

Lo ideal es asarlas a unos 200º durante unos 10 minutos de cada lado, siempre en función del horno. Lo ideal es darles la vuelta con cuidado para asegurarnos de que se asen correctamente por ambos lados.

Crema de castaña | Cocinatis

No las dejas en remojo

Un gran truco para que las castañas queden excelentes es dejarlas en remojo en una salmuera durante unas horas. La idea es que las laves, hagas el corte de rigor y las introduzcas en una salmuera (preparación a base de agua y sal) durante unas horas. ¡Les sienta fenomenal el punto salino!

No usas el microondas

Pese a que el horno siempre será la mejor opción, el microondas siempre puede ser un buen aliado si lo que queremos es preparar las castañas para una receta. Bastará una cocción rápida para ablandarlas y dejarlas listas para los más diversos platos, desde acompañar una carne a preparar una deliciosa crema.

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.