FLAN, BIZCOCHO, ARROZ...

FLAN, BIZCOCHO, ARROZ...

Diez cosas que podrías hacer con tu microondas y no haces

Somos muchos los que enseguida encendemos la cocina o el horno para cualquier cosa, y dejamos el microondas únicamente para recalentar, sin saber que podemos sacar un partido increíble a este electrodoméstico que la mayoría tenemos en casa. Te contamos diez cosas que puedes empezar a hacer con tu microondas y que te harán la vida un poco más fácil.

microondas
Él va a ser tu aliado, y tú solo lo usas para calentar la leche. | Cocinatis

1- 'Mugcakes'. Ya tardas en coger una de tus tazas del desayuno ('mugs'), echar mano de alguna receta como esta que reinventa la leche con galletitas de toda la vida, y, con sólo 10 minutos por delante, elaborarte una deliciosa merienda. Hay miles de modalidades, pero todas tienen en común que no requieren horno y que constan de ingredientes que probablemente ya tengas por casa. Así pues, el engorro de hacer un bizcocho al horno va a ser ahora un trámite sencillo y limpio, que va a entusiasmar a toda la familia.

2- Arroz. Son muchas las personas que tienen en el arroz blanco un ingrediente fundamental de su dieta. Lo usan como acompañante estándar para cualquier guiso, de manera que siempre tienen el cazo a mano para cocinar un arroz que estará listo en 10 minutos. Pues bien, es un proceso que puede hacerse a la perfección en el microondas, tanto con un envase convencional como, mejor que mejor, gracias a una de las arroceras que hay en el mercado que cuecen el arroz al vapor. Basta echar el arroz, el agua, un chorro de aceite de oliva y meter 10 minutos en el microondas. Con un simple salteado de las verduras que tengas por casa vas a tener lista en un momento una cena saludable, ligera y equilibrada.

3- Flan. Huye como de la peste de esos sobres que venden precocinados, pues cuando te apetece un flan vas a tardar lo mismo en elaborarlo en el microondas que en preparar ese mejunje infame. Basta un poco de leche y huevos (el caramelo puedes comprarlo ya preparado) para tener un señor flan al microondas, una receta que te llevará unos 15 minutos en total.

4- Escaldar. Los fans de las salsas de tomate caseras van a amar este uso del microondas, ya que el proceso de escaldado, pese a que es sencillo, requiere una gran cantidad de instrumental. Para quitarles la piel, lo que solemos hacer es sumergirlos en una olla con agua hirviendo alrededor de un par de minutos, sin saber que ese proceso puede hacerlo solito el microondas. Lavamos, cortamos por la mitad y ponemos boca abajo en una fuente durante unos 3 o 4 minutos. Nada de recipientes para lavar ni líos en la cocina ni esperar a que el agua hierva.

5- Tostar frutos secos. Nueces, avellanas, piñones... Los aficionados a los frutos secos pueden tostarlos en el microondas a intervalos de un minuto hasta que estén listos y después añadirlos, por ejemplo, a las ensaladas.

6- Deshidratar cebollas. Si eres de los que llora como una magdalena cada vez que tiene que pelar una cebolla, este drama va a acabar si las introduces durante medio minuto en el microondas antes de pelarlas. ¡Adiós a las lágrimas! Y hablando de deshidratar, puedes hacer lo mismo con las hierbas aromáticas que utilices para cocinar, ¡en pocos minutos las tendrás listas!

7- Hacer aceites aromáticos en pocos minutos. De guindilla, de albahaca, de romero... Los fans de los aceites aromáticos seguramente no los compran en el súper (son carísimos y son tan fáciles de hacer en casa que realmente comprarlos es lo más parecido a tirar el dinero), sino que los elaboran en casa con sus correspondientes semanas para que maceren los sabores. Pues también pueden elaborarse de forma instantánea en el microondas, en forma de minidosis para tomar al momento: basta calentar el aceite durante medio minuto con su correspondiente dosis de hirbas... ¡y ya lo tendremos!

8- Revivir panes o galletas. Todos odiamos cuando, tras unas horas de haberlo comprado, el pan nos queda con una textura chiclosa desagradable. Lo mismo ocurre con las galletas, que se quedan blandas si no cerramos bien el paquete. Pues bien, no hace falta comerlos a disgusto o tirarlos, basta medio minuto en el microondas para que recuperen su textura original.

9- Esterilizar. Los amantes de las conservas caseras acostumbrados a hervir los botes para esterilizarlos serán mucho más felices cuando descubran que este engorroso proceso puede hacerse con el microondas y que les va a llevar apenas un par de minutos. Basta con meterlos dos minutos en el microondas con dos dedos de agua, y ya los tendremos listos. Lo mismo ocurre con las tablas de cortar: rocíalas con limón, introdúcelas en el microondas unos minutos y estarán perfectamente desinfectadas. ¿Y los estropajos y bayetas? Exactamente lo mismo.

10- Resucitar sal, azúcar moreno y miel. Cuando estos alimentos se quedan en formato mazacote y no hay manera de trabajar con ellos basta, de nuevo, con recurrir al amigo microondas. Unos segundos en su interior y recuperarán su textura.

Laura Conde | @LauraConde5 | Barcelona | Actualizado el 13/07/2018 a las 10:41 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.