Es similar a la mediterránea

Es similar a la mediterránea

La dieta MIND, capaz de reducir el riesgo de padecer Alzheimer

Investigadores de Chicago (Estados Unidos) acaban de alumbrar una nueva dieta que se presenta como un arma eficaz contra el Alzheimer, incluso aunque no se siga al pie de la letra, aseguran.

La nuez, un aliado contra el Alzheimer.
La nuez, un aliado contra el Alzheimer. | Freeimages

Es un híbrido entre la dieta mediterránea y la DASH, de la que te hemos hablado hace poco. En este caso, los principales beneficios que aporta no tienen nada que ver con la pérdida de peso, sino con la capacidad de prevenir el Alzheimer. Las siglas MIND significan 'Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay', es decir (Intervención mediterránea-DASH para el retraso neurodegenerativo).

La dieta MIND surge a partir de las conclusiones de un estudio publicado en 'Alzheimer's and Dementia: The Journal of the Alzheimer's Association' y en el que se enumeran los múltiples beneficios de esta dieta. La investigación se llevó a cabo sobre 900 ciudadanos norteamericanos con edades comprendidas entre los 58 y los 98 años. Se les pasaron cuestionarios sobre su alimentación a lo largo de 10 años. Se comprobó que la dieta MIND reducía en un 53% el riesgo de padecer Alzheimer.

El estilo de alimentación MIND incluye al menos 10 de las comidas más beneficiosas para el cerebro y menos de 5 de los consideradas no saludables para nuestra actividad mental, entre los que están los fritos, los pasteles, la mantequilla o la margarina. En el lado positivo se encuentran comidas ricas en nutrientes y antioxidantes capaces de reducir la inflamación, mantener las células sanas y mejorar la comunicación entre estas. Lo mejor de todo es que ni siquiera hacer falta seguir a pies juntillas la dieta para que esta funcione.

En resumen, podemos reducir en 10 puntos los principios de la dieta MIND.

- Tres raciones de cereal integral al día, ya sea en forma de pan, arroz, pasta...

- Una ensalada cada día y, al menos, una pieza de fruta.

- Un vaso de vino al día.

- Unos 30 gramos de nueces o de estas mezcladas con otros frutos secos cada día.

- Legumbres cada dos días: aquí caben lentejas, habas o guisantes.

- Una porción de frutos rojos al menos dos días a la semana. Son un potente antioxidante.

- Carne de pollo también dos veces a la semana. Una fuente de proteína más magra que la carne roja.

- Pescado al menos una vez a la semana. Lo ideal sería que se tome pescado tres veces cada siete días. Lo ideal: que sean ricos en omega 3, como el salmón, o con la capacidad de prevenir problemas cardiovasculares como la caballa o las sardinas.

- Limitar las comidas que no son saludables para nuestra actividad mental como los fritos, la bollería industrial o cualquier otra comida con exceso de azúcar.

- Por último, tener en cuenta que, aunque no cumplamos estos 20 mandamientos a rajatabla, incorporar varios de ellos a nuestra dieta siempre nos vendrá bien.

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | 25/03/2015

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.