El penúltimo disparate

El penúltimo disparate

La dieta militar o cómo perder 4 kilos en 3 días

Una nueva dieta ha aparecido en nuestras vidas y suena tan mal cómo parece...

Seguro que al leer 'dieta militar' has pensado que todo bien y te ha venido a la mente Demi Moore como 'La teniente O'Neill' o algún guapazo con un cuerpo de escándalo. Es cierto que los militares suelen estar bastante en forma, lo que hace que una dieta que lleve su nombre pueda tener su atractivo. Pero, ojo, nada que ver tiene la dieta de la que estamos hablando con el régimen militar con la que llevan en las Fuerzas Armadas. Se parece más a ese entrenamiento 'militar' que algunos venden en las redes y que uno puede montarse en el salón de casa...

El pomelo, especialista en alejar el hambre. | Pixabay

Básicamente, esta 'dieta militar' se trata de un plan de alimentación muy bajo en calorías que promete ayudar a perder cuatro kilos en tres días. No hay alimentos o suplementos de moda involucrados. De hecho, el menú de la dieta militar es bastante chapado a la antigua: para reducir calorías, se basa en hacer porciones más pequeñas y apostar por clásicos alimentos de dieta como el huevo cocido, el atún escurrido, el pomelo... Para el desayuno propone medio pomelo, una rebanada de pan tostado untada con mantequilla de cacahuete y café solo. También se admiten variaciones con huevo, queso, plátano, manzana o galletas saladas. Para el almuerzo, las raciones son muy escasas y oscilan entre una lata de atín, requesón o más huevo cocido. La cena es el mejor momento del día con un poco de carne con judías verdes o salchichas con brócoli. Se admite incluso tomar un poco de helado de vainilla como postre... pero no es suficiente.

La página web de la dieta no engaña a nadie: afirma que se trata de un regimen específicamente diseñado para ayudar a perder kilos rápidamente para "emergencias", como -y esto es literal- "cuando tu ex está llegando a la ciudad y quieres hacer que babee un poco". Pero, al mismo tiempo, también hay varias veces en las que se menciona la posibilidad de repetir la dieta una y otra vez siguiéndola durante tres días y tomándose después cuatro días libres.

Atún en aceite | Agencias

Entre los problemas de esta dieta -que son muchos-, uno de los principales es que es muy complicado perder cuatro kilos en tan solo tres días... Otro, es que da la impresión de ser una dieta improvisada, ya que no se especifica en absoluto cuándo se supone que hay que tomar las comidas, o cuánto tiempo debe pasar entre una y otra.

También está cargada con quemadores de grasa como el pomelo, el café y el requesón. Y si bien es cierto que estos alimentos contienen compuestos que pueden darle al metabolismopequeños impulsos, no hay una prueba real de que comerlos realmente contribuya a una pérdida de peso significativa. En realidad, la dieta militar solo propone tomar 1.000 calorías por día, una cantidad a todas luces insuficiente, lo que la convierte en una pérdida de tiempo y la hace totalmente desaconsejable.

Javier Sánchez | Madrid | Actualizado el 13/07/2018 a las 14:39 horas

Los mas vistos

Hogarmania

Paella Taj Mahal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.