¿EN QUÉ MOMENTO EMPIEZA A HACERNOS DAÑO LA CAFEÍNA?

¿EN QUÉ MOMENTO EMPIEZA A HACERNOS DAÑO LA CAFEÍNA?

¿Cuántos cafés puedo tomar al día?

Se acerca septiembre, el mes por excelencia de los buenos propósitos, y los que son muy cafeteros suelen tener como objetivo reducir el consumo de café. Pero, ¿a cuántos concretamente? Las autoridades sanitarias ya se han pronunciado al respecto y parece ser que la cifra se sitúa en cinco. ¿Nos lo creemos?

cafe
Hasta cinco espressos están permitidos. Más que eso, peligro. | Cocinatis

En primer lugar, conviene aclarar que cuando decimos café nos referimos a cualquier bebida que tenga cafeína, una sustancia que, consumida en grandes cantidades, puede ser perjudicial para la salud. Es decir, no vale reducir el consumo de café y consumir en su defecto bebidas de cola o bebidas azucaradas energizantes, que tienen, además, muchísima más cafeína que un café.

Tampoco es conveniente sustituir el café por el té si lo que queremos es reducir el consumo de cafeína, ya que este último contiene teína, de características similares a la cafeína. Es conveniente tener en cuenta, además, que algunos alimentos, como el chocolate, también contienen cafeína: una barra de 50 g de chocolate negro contiene 30 mg de cafeína, una cantidad bastante elevada teniendo en cuenta que un espresso aporta 50 mg.

En el último informe al respecto de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la máxima autoridad alimentaria europea, limita en 400 mg el consumo diario recomendable de cafeína, lo que equivale a unas cinco tazas de café espresso diario. No obstante, es una medida orientativa que depende fundamentalmente del peso y condición física de cada consumidor. Es importante, añade la EFSA, no consumir en ningún caso más de 200 mg de cafeína de una sola vez.

Ante este panorama cabe preguntarse qué pasa cuando consumimos cafeína en exceso. En líneas generales la cafeína produce excitación, insomnio, ansiedad e incluso temblores. Provoca, además, un aumento generalizado de la sensibilidad y disminución de los reflejos, además de provocar, en algunos casos, gastritis, a causa de la estimulación de la secreción gástrica.

Y cabe preguntarse, también, que va a ocurrir cuando reduzcamos notablemente su consumo, ya que vamos a encontrarnos con un síndrome de abstinencia que va a hacer nuestro día a día más complicado durante unas semanas. Por suerte, el síndrome de abstinencia provocado por la cafeína no suele ser excesivamente duradero y tras unos días de malestar enseguida vamos a ir notando la mejora. Dolor de cabeza, cansancio, agotamiento e irascibilidad suelen ser los síntomas más comunes ante una reducción o abandono del consumo de cafeína.

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | 14/08/2015

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.