OJO, QUE NO ES LO MISMO UNA BRAVA QUE UNA CROQUETA

OJO, QUE NO ES LO MISMO UNA BRAVA QUE UNA CROQUETA

¿Cuáles son las tapas que más engordan?

Tú te vas a ir de vacaciones. Y entre tus planes figura hincharte a tapas. Comer tapas y beber cañas a todas horas, como si la llegada del apocalipsis fuese cuestión de segundos, sin importante nada, el qué dirán, los kilos, el colesterol, la dignidad. Y para serte útiles en tu misión de las próximas semanas, te contamos, al menos, qué tapas engordan más. Atención, que habrá sorpresas.

Un plato de patatas bravas
Un plato de patatas bravas | Cocinatis

Es difícil calcular con precisión las calorías de cada tapa, porque dependerá de diversos factores, entre ellos la cantidad, los ingredientes con que se elabora y el tipo de aceite en que se fría, así como si está o no bien frita la tapa. Es decir, que si la fritura se hace correctamente, con un buen aceite muy caliente, de manera que el rebozado sea sólo una costra crujiente y no un envoltorio blando y aceitoso, la tapa engordará menos, ya sean croquetas, chocos o calamares. No sólo estará más buena, sino que contendrá menos aceite, y será, por tanto, menos calórica. Para ello, sólo podemos recomendar que en la medida de lo posible comamos tapas en lugares de cierta calidad, cosa que va a notar incluso nuestra cintura.

1- Tortilla de patatas. Una ración individual de unos 150 gramos, que vendrá acompañada de al menos un pedazo de pan blanco, nos va a suponer alrededor de 300 calorías.

2- Ensaladilla rusa. Lo mismo que la tortilla, la ensaladilla rusa es un plato altamente calórico, pero nutricionalmente muy completo, ya que estaremos comiendo las verduras que generalmente descuidamos en verano. Conviene pedirla siempre, pues, aunque una ración de unos 150 g puede suponer alrededor de unas 300 calorías. La culpable de semejante descarga calórica es, claro, la mayonesa, así que si nos encanta este plato pero nos aterrorizan los efectos de la mayonesa siempre podemos aliñarla con un buen aceite de oliva virgen extra y un vinagre que nos guste cuando la hagamos en casa.

3- Cerveza. Atención, porque el tema cerveza es controvertido y debe cogerse con pinzas, lo mismo que cuando hablamos del vino. Una caña de 200 ml contiene aproximadamente unas 90 calorías, nada exagerado si comparamos con las calorías que nos aportan otras bebidas, como los refrescos azucarados o algunos cócteles como el mojito. Pero, seamos sinceros, ¿cuántas nos tomamos en una dura jornada de tapeo a muerte en un día caluroso? Sólo tú sabes la respuesta, así que multiplica.

4-Croquetas. Evidentemente no va a engordar lo mismo una croqueta de emmental que una de ibérico o de bacalao, así que no vamos a dar cifras. Simplemente conviene tener claro que las croquetas engordan mucho, pues en ellas encontramos la combinación letal fritura + bechamel. Es decir, aceite a destajo acompañado de mantequilla, leche entera y harina de trigo, sin contar los ingredientes que luego contengan. Digamos que una croqueta de cocido de tamaño estándar nos va a aportar alrededor de 300 calorías y vamos a comerla en apenas un par de bocaditos.

5- Bravas. Unos 100 g de patatas bravas con su salsa correspondiente nos aportarán alrededor de 500 calorías.

6- Queso manchego. Un clásico del tapeo es pedir siempre un buen manchego con algo de pan para reducir el nivel de fritura. A menudo lo hacemos creyendo que el queso va a aportar menos calorías que, pongamos por caso, unas rabas, y estamos equivocadísimos. El queso manchego, igual que otros como el emmental o el Rochefort, que no solemos comer en forma de tapas, tiene un aporte calórico de unas 450 calorías por tapa de 100 g, y eso sumado al pan con que lo acompañas... es una auténtica bomba.

7- Morcilla. 450 calorías por una racioncita de 100 g, no vamos a decir nada más. Si eres de los que te da asco la sangre y la morcilla te produce sarpullido, sólo podemos decirte que estás de enhorabuena.

8- Pescaíto frito. Aquí la cosa se atempera y podremos disfrutar de una dosis de pescaíto frito, en la que podemos incluir los clásicos chipirones, calamares y rabas, por unos 190 calorías la ración de 100 g. Habrá fritanga, sí, pero también disfrutaremos de los beneficios del pescado, con su omega 3 y su proteína.

9- Ibérico. Ay, el ibérico, con su grasita, su contundente olor y su pedacito de pan y, quien lo desee, tomate y aceite. Es un clásico del tapeo veraniego, un clásico que nos está aportando nada menos que 375 calorías por ración de 100 g. Eso sí, es una 'delicatessen' total, que nos va a aportar grasas 100% saludables, proteínas y va a suponer un auténtico lujo para nuestro paladar.

10- Y un apartado para las tapas que sí debemos pedir. Es una perogrullada, pues en realidad todos sabemos qué tapas debemos pedir para que nuestra figura no se resienta de tantas visitas a chiringuitos: salmorejos, gazpachos, sopas frías, ensaladas de verano, sepia a la plancha, atún con pimiento del piquillo, gambas al ajillo, salpicón de marisco, encurtidos, etc.

Laura Conde | @LauraConde5 | Barcelona | 22/07/2015

Los mas vistos

Hogarmania

2 Aceite K +1 Vino Blanco K5 + Libro de Regalo Las recetas de toda la vida – Black Friday

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.