¿Eres A? Lo tuyo son los vegetales

¿Eres A? Lo tuyo son los vegetales

¿Cuál es tu grupo sanguíneo? Esta es tu dieta

La dieta del grupo sanguíneo es una de las más curiosas que nos hemos encontrado. Creada por los doctores James y Peter D’Adamo, establece una serie de alimentos que te van mejor de acuerdo con el tipo de sangre que corra por tus venas.

La dieta del grupo sanguíneo se basa en lo que corre por tus venas.
La dieta del grupo sanguíneo se basa en lo que corre por tus venas. | Cocinatis

Viajemos a los 80. El experto en nutrición James D’ Adamo se da cuenta de que sus dietas, que se suponen saludables para todo el mundo, no funcionan igual según quién sea la persona. Con este runrún en la cabeza, se pone su americana con hombreras y se pone a conducir por las calles de Nueva York escuchando a Police mientras reflexiona sobre dónde puede estar la clave. De repente, una bombilla se enciende en su cabecita: ¿y si fuera el grupo sanguíneo? Menos mal que no se le ocurrió la dieta del pibón

El doctor D’Adamo es, junto a su hijo Peter, el principal impulsor de la teoría de la dieta según los grupos sanguíneos, que defiende que hay alimentos beneficiosos o perjudiciales dependiendo del grupo al que pertenezcamos. Se basan en la teoría de la evolución, asociando cada grupo sanguíneo a un momento determinado de la historia del hombre. Así, asocian el más antiguo, el grupo 0, al hombre de Cromañón, cuya alimentación se basaba en las proteínas de la carne. El siguiente en aparecer es el grupo A, que ellos vinculan con el consumo de cereales y vegetales y así hasta llegar al B y al AB, el más reciente.

Con esto en sus cabezas, trazan una tabla alimentaria para que cada uno sepa lo que le viene bien o lo que le viene mal. Sin embargo, también se cubren un poquito dejando margen para el error con un “bueno, a veces puede haber personas de un grupo que no respondan a nuestro patrones”. ¿Qué patrones son esos? Veamos.

El grupo 0. Su dieta debe estar conformada por carne, pescado, verduras y frutas. Por el contrario, tiene que decir vade retro a los cereales y las legumbres, que le pueden sentar mal, ya que no los tolera bien. Entre los alimentos más recomendables, que, además, le pueden ayudar a perder peso, estarían el brócoli, las espinacas o el pescado y el marisco. Los lácteos y los huevos, con moderación. En este sentido, la idea del doctor D’Adamo tendría puntos en común con la paleodieta.

El grupo A. Para este grupo, el doctor D’Adamo recomienda una dieta basada en granos, verduras y frutas. No debe consumir demasiadas carnes, pescados y alimentos procesados, ya que no tolera demasiado bien estos alimentos. Especialmente apropiados, por su capacidad para hacerle peso, son la piña o los aceites vegetales. Sí a los lácteos, pero precaución también con los huevos: no más de cuatro a la semana.

El grupo B. El más equilibrado, según D’Adamo, es también el que asocia a sociedades “nómadas”. Por lo tanto, pueden seguir una dieta más variada y en la que hay menos restricciones. Es verdad que el trigo o las legumbres tienden a ser los alimentos que más le engordan, pero, por el contrario, posee un organismo mejor adaptado a lácteos, huevos o carnes.

El grupo AB. Estos individuos están considerados como “los más evolucionados” ya que surgieron hace menos de 1.000 años. Eso hace de ellos un pequeño misterio a ojos del galeno D’ Adamo. Su dieta sería una combinación de la de los grupos A y B. Es decir, es variada, pero, al mismo tiempo, debe intentar no consumir carnes o alimentos procesados. Es decir, que si pertenecemos a este grupo, resulta difícil sacar conclusiones…

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | Actualizado el 23/06/2018 a las 13:55 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.