UNA DE LAS PROTAGONISTAS DE ALIMENTARIA 2016

UNA DE LAS PROTAGONISTAS DE ALIMENTARIA 2016

Cosas que no sabías sobre la alimentación halal

Uno de los grandes protagonistas de la feria Alimentaria de este año es, sin duda, la alimentación halal, sobre la que se han programado diversas actividades y se ha creado un espacio exclusivo para conocer sus productos. El supermercado halal de Alimentaria es, pues, un lugar de encuentro y divulgación, en el que hemos aprendido muchas cosas sobre este sector en auge.

Gonzak
La alimentación halal cuenta con 1.600 millones de consumidores. | Cocinatis

Hace años que Alimentaria estudiaba crear un espacio exclusivo para la alimentación halal, dada la creciente demanda internacional y el interés del sector de la alimentación. "Llevamos tres ediciones monitorizando la demanda de los asistentes a nivel internacional, y hemos detectado un interés creciente en los productos con certificación halal", señala Meritxell Puig, responsable de Desarrollo Internacional de Alimentaria. Por este motivo, este año se ha creado un supermercado halal, que pretende ser ese espacio de divulgación de un tipo de alimentación que, para muchos, no es más que una manera concreta de sacrificar la carne por parte de la comunidad musulmana.

Sin embargo, "el término halal va mucho más allá, y podemos aplicarlo también a frutas, verduras y, en realidad, a casi cualquier producto. Además, existen alimentos con certificación halal y otros que no la tienen pese a haber estado producidos también de una manera acorde a lo permitido por la ley musulmana", explica Puig, que compara la adjudicación de certificaciones con algo parecido a lo que ocurre con los productos ecológicos, que pueden tener o no el sello en función de pequeños detalles en su producción.

Pero empecemos por el principio: ¿qué entendemos por halal? Puig explica que este término árabe significa permisible o legal y que "en lo que a alimentos y bebidas se refiere, son aquellos productos permisibles para uso y consumo de los musulmanes". En líneas generales, "todos los alimentos suelen estar permitidos, a excepción de los derivados de animales prohibidos, como cerdos, perros, depredadores o carroña, así como alimentos y bebidas que contienen alcohol y otros ingredientes nocivos o tóxicos".

Además, el sacrificio de los animales en el matadero debe llevarse a cabo de una manera humana, que cumpla con la sharia (ley islámica). Por tanto, si una empresa quiere exportar sus productos a los países musulmanes, va a necesitar una certificación halal o éstos han de ser lo que se conoce como Halal Standard.

A todo esto hemos de añadir que la alimentación halal cuenta con 1.600 millones de consumidores en el mundo, y que, como explica Puig, "los jóvenes musulmanes con poder adquisitivo, cultos e interesados por las corrientes 'foodies' suelen acercarse a la alimentación halal ya no sólo por su vertiente religiosa y cultural, sino por lo que tiene de saludable", pues no olvidemos que es un tipo de alimentación que prohíbe las sustancias nocivas para el organismo.

Este mercado potencial para muchas empresas de países no musulmanes ha dado lugar a un interés creciente por entender cómo funciona el universo halal y por adaptar sus productos a un mercado con tantos centenares de miles de consumidores potenciales. De hecho, los datos son categóricos: según un informe Thomson Reuters de 2014, el consumo de alimentación y bebidas halal en el mundo ascendía ya en aquel entonces a un 18,20% del total mundial.

"El mundo halal está instaladísimo en nuestra cultura, pese a que en ocasiones no somos conscientes", explica Puig. De hecho, el Mercabarna hay un matadero específico para los productos halal, que exigen una serie de cortes específicos y un ritual que incluye poner al animal mirando a La Meca, entre otros detalles. Existen, además, hoteles "que ya están preparados para acoger al visitante musulmán, con las habitaciones adaptadas, plantas para hombres y otras para mujeres, etc.". Además de todo ello, cuando hablamos de halal nos referimos también a aceites, bollería, cosméticos, productos del hogar y, como decíamos, turismo.

Así pues, el interés del sector de la alimentación se ha traducido en la creación de un gran supermercado halal en Alimentaria, que ha nacido con la vocación de ser un punto de encuentro de estos productos, que pueden ir desde unas virutas de falso jamón al curry o una amplia gama de cervezas halal, chuches, pizzas congeladas o bollería.

Por otra parte, el Executive Chef del Hilton Diagonal Mar Barcelona, Pedro Corredor, ha sido el encargado de ofrecer un showcooking sobre cocina halal y, por último, ha tenido lugar también un congreso exclusivo para profesionales en el que diversas empresas con éxito en el sector halal han ofrecido a los asistentes una visión global de un mercado en expansión.

 

Laura Conde | @LauraConde5 | Barcelona | 28/04/2016

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.