Está en Ribadesella (Asturias)

Está en Ribadesella (Asturias)

¿Comer en un estrella Michelin por 35 euros? ¡Sí, se puede! En Arbidel

Jaime Uz es el chef de este pequeño restaurante que ofrece comida imaginativa en un ambiente acogedor, como de casa familiar. Su menú, por 35 euros, incluye platazos como 'sensaciones marinas y vegetales' o un frixuelo de afuega'l pitu asombroso.

Sensaciones marinas y vegetales: qué platazo, oh my god.
Sensaciones marinas y vegetales: qué platazo, oh my god. | Cocinatis

Dice Jaime Uz que la estrella Michelin le sorprendió allá por 2013 con un menú degustación por menos de 30 euros en la carta. Hoy, prácticamente un año y medio después, Arbidel, el restaurante de Uz en Ribadesella, apenas ha subido seis euros el precio (ahora el más barato se sitúa en 35) y ha consolidado su distinción en la Guía Michelin. Y lo ha hecho a base de constancia, de asentar una serie de platos que ya pueden considerarse clásicos y de crear otros nuevos, entre los que hay algunos muy destacables.

Situado en el centro de Ribadesella, pueblo asturiano muy pintón, Arbidel es un pequeño restaurante con aire de casa familiar, tan acogedor cuando afuera llueve como en verano, cuando el calor aprieta. Con su aire de bistró rústico, pero elegante en los pequeños detalles, Arbidel es un restaurante encantador que ofrece dos menús: el Villadesella (por 35 euros, maridaje de vinos aparte) y Un paseo por el Arbidel, con algunos de sus clásicos, y muuuuuy largo (65 euros, maridaje de vinos aparte también).

Pero, hasta ahora, hemos hablando mucho, demasiado, de dinero. Y no es justo, porque lo verdaderamente importante está en el plato. Tan satisfactoria es la experiencia que, cuando nos vayamos, nos olvidaremos inmediatamente de lo que hemos pagado. Entre los snacks con los que se comienza la experiencia, destacan unos sensacionales chips de morcilla. Al mismo tiempo, van llegando a la mesa embutido ibérico, pequeños bocados de foie, unas brutales (y descontextualizadas, recordemos que estamos en Asturias) tortitas de camarón y croquetas de copa de ibérico. Ojo, porque con todo esto, aún no ha comenzado realmente el festival.

El comienzo del menú se produce realmente con el plato llamado 'sensaciones marinas y vegetales', un bocado único que bien podría ser la respuesta a Ángel León en el norte. Se trata de un plato complejo, con no menos de 15 ingredientes, entre los que hay centollo, almendra, berberechos, aguacate... Pese a que pueda parecer increíble, cada uno de los ingredientes se puede percibir por separado. Uno de los mejores platos que hemos probado en los últimos tiempos. Como el primer y psicodélico disco de Pink Floyd, pero para el paladar.

Sabrosísimas son las fabes "verdes" con texturas de calamar, salicornia y unas manitas de cerdo tostadas en forma de crujiente. Si mezclamos todos los ingredientes en el guiso negro con tinta de calamar obtendremos un delicioso mar y montaña de esos de quitarnos el sombrero. Es decir, seguimos a un nivel altísimo. Está rico el risotto de centollo con pil pil de langostino; es quizá menos sorprendente, pero no le falta potencia. La merluza en emulsión de citronella con setas, algas y sésamo está perfectamente cocinada, con un punto jugoso en el pescado que deja claro donde nos encontramos. Y mención de honor para el pote de berza y repollo con foie y lacón. Las verduras nos llegan en forma de crema, sobre la que jugamos con unas pocas fabes, el lacón y el foie, cocinado ligeramente: una revisión fantástica del clásico pote asturiano. Menos satisfactorio es el roast beef de pato, que no llega al nivel de las propuestas anteriores.

Sin embargo, con los postres la cocina de Uz vuelve a niveles de estrella Michelin (o estrella y media). Es sublime el frixuelo de afuega'l pitu con reineta, toffe de avellana y caramelo especiado. Uno de esos postres de los que nos acordamos de cuando en cuando y el resto del equipo dulce no le anda a la zaga. La tarta de manzana caliente, con crema de vainilla y helado de canela es deliciosa y la leche fresca en espuma, servida por un productor de la zona, y acompañada con mango especiado y kiwi es un final fresco y perfecto para una comida de notable. Mientras los precios sigan en esta línea, va a haber que coger muchas veces el coche en dirección a Ribadesella.

Arbidel. Calle Oscura, 1. Ribadesella (Asturias). Teléfono 985 86 14 40. arbidel.com. Precio medio: menús a 35 y 65 euros. Horario: de 13.30 a 16 horas y de 20.30 a 23.00 de

Pista Cocinatis: El maridaje merece la pena: los vinos sorprenden.

 

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Ribadesella | Actualizado el 23/06/2018 a las 13:41 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.