¡Por fin llegó el calor!

¡Por fin llegó el calor!

Cinco terrazas en las que disfrutar del buen tiempo en Madrid

Rincones 'open air' dentro de un hotel, en un museo, en plena Castellana o con solarium. Cinco terrazas en las que disfrutar de las buenas temperaturas que al fin ha llegado a Madrid.

La vistosísima terraza de Arzábal en el Reina Sofía.
La vistosísima terraza de Arzábal en el Reina Sofía. | Arzábal Reina Sofía

Parecía que no iba a llegar nunca, pero aquí está: es tiempo de manga corta y de pantalones por encima de las rodillas. Para los/las más atrevidos/as, tirantes y pantalones (poco) por debajo del culo. Y eso implica que es el momento de tomar las terrazas de la capital. Aquí os proponemos cinco, para todos los gustos.

El Pelícano (Hotel Meliá Castilla). De los mismos responsables de restaurantes que lo petan en Madrid como Casa Mono o Ateneo, llega este cuquiespacio, decorado por Lázaro Rosa-Violán. Su terraza, con vistas a la piscina del hotel es ideal para disfrutar de destilados y opciones de la carta de picoteo, como las croquetas de jamón ibérico, en sus confortables sofás y sus mesas bajas. Ah, sí, su emplazamiento estratégico en la zona financiera invita a aflojarse el nudo de la corbata y relajarse durante un ratito.

Capitán Haya, 43 (Hotel Meliá Castilla).

Otto. En el principio de la Castellana se sitúa esta terraza urbana que se ha convertido en los escasos dos meses que lleva abierta, en un 'must' para las noches de ocio de la capital. Una carta pensada para compartir en las que hay gyozas de pollo, hummus de berenjena o tablas de embutidos ibéricos o quesos. Su amplia carta de cócteles también invita a montar un 'afterwork' improvisado o a alargar el momento 'post-cena', sin salir de uno de los mejores emplazamientos de la noche madrileña.

Paseo de la Castellana, 8.

Arzábal Reina Sofía. La apuesta de Arzábal en el Museo Reina Sofía se pone guapa con las altas temperaturas con la inauguración de su terraza. Un espacio con vegetación, sillas y mesas bajas y que constituye un oasis en plena milla de oro del arte de Madrid. Para picotear, croquetas de jamón y de boletus, bocaditos de ensaladilla rusa, alitas de pollo y demás raciones con el sello de Iván Morales y Álvaro Castellanos. Cuando la noche cae, los juegos de luces hacen que la terraza luzca como nunca.

Santa Isabel, 52 (Museo Reina Sofía).

Aspen. En la terraza de más de 300 metros cuadrados de este restaurante, recientemente renovado por el arquitecto Joaquín Torres, pueden tomarse platos de estilo mediterráneo. Lo más peculiar del espacio es que se trata de la primera terraza solarium de Madrid, con un emplazamiento privilegiado en el que se pueden aprovechar los primeros rayos de sol del verano. La oferta de vinos, pensada para los que prefieren referencias nacionales como para los que buscan opciones internacionales, es otro puntazo.

Plaza de la Moraleja, s/n. Alcobendas.

NH Collection Abascal. El hotel NH Collection Abascal, ubicado en la madrileña calle José Abascal, inaugura la temporada de verano en su terraza interior. Un espacio con capacidad para 40 personas y que traslada al exterior la propuesta del restaurante DOMO by Roncero&Cabrera, con propuestas como el bocata de calamares y bacalao en tempura con aji-oli o las tres mini burguer de vacuno. Para acompañar, la carta líquida de Diego Cabrera con cócteles como el MontePalo o el Guaracha.

José Abascal, 47 (NH Collection Abascal).

 

 

Javier Sánchez | @srjaviersanchez | Madrid | Actualizado el 13/07/2018 a las 10:22 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.