Aléjate, rutina de septiembre

Aléjate, rutina de septiembre

Cinco platos en la Costa Brava para alargar el verano

Sardinas a la plancha, ensalada de remolacha, escorpina a la brasa, paella y un insólito postre galáctico. ¿Suena bien, verdad? Son cinco platazos que pueden tomarse en la Costa Brava y que invitan a apurar el veranito.

Esta escorpina a la brasa está diciendo cómeme...
Esta escorpina a la brasa está diciendo cómeme... | Gastronomistas

En la Costa Brava se gestó el fenómeno el Bulli e incluso persisten destinos gastronómicos de primer orden como El Celler de Can Roca o el Miramar de Paco Pérez. Junto a estos excelentes referentes también brillan con luz propia lugares y locales que tienen también en la mesa su principal reclamo. Seleccionamos cinco platos que deberías degustar en la Costa Brava antes del final del verano:

Escorpina a la brasa en La Barbacoa del hostal Empúries. Viene derechita de la lonja más cercana para ser pasto (primero) de las brasas en uno de los reductos gastronómicos más sugerentes de este litoral ubicado junto a las célebres ruinas griegas y romanas. Jugosa como pocas otras piezas, los 500g por comensal se pueden acompañar de verduritas del huerto propio y de un delicioso pesto de hinojo. Todo a lo grande. Es el 'Gresca style'. Para no dejar ni las espinas…

Hostal Empúries. Playa de Portitxol, s/n. L’Escala.

Sardinas a la plancha en el Tragamar de Calella de Palafrugell. Nada entra mejor en veranito que una buena sardina cocinada lo justo, sutilmente aderezada y degustada a pie de playa. La sardina nunca viene sola pero es que aquí, además de la generosa ración, se acompaña del tradicional pan con tomate con el que constituye un platazo popular.

Tragamar. Playa del Canadell, s/n. Calella de Palafrugell

Ensalada de remolacha, frutas y sorbete de ajoblanco en el Compartir de Cadaqués. Sugestivo juego de contrastes y texturas para abrir el apetito en este restaurante de producto-producto-producto. Hortalizas combinadas con frutas; espumas con aliños; y un ajoblanco más helado que frío para un plato servido casi en porciones. Efectista.

Compartir. Riera Sant Vicenç, s/n. Cadaqués.

 

Paella en el Toc al Mar. Superada la inicial y exitosa trayectoria de la “paella cuadrada” que facilitaba la degustación individual –casi personal e intransferible-, este Chiringuito con mayúscula a cargo de Santi Colominas y Sandra Baliarda sirve ahora la paella de la casa cocinada al horno de leña de encina con las mejores piezas de marisco y pescado de la zona. ¡Imperdible!

Toc al Mar. Playa de Aiguablava, 6. Begur.

Postre 'galáctico' en el Mas de Torrent. Podría ser simplemente lácteo por su uniformidad de color, por su cremosidad y por su acidez, pero lo llamaremos galáctico porque realmente está fuera de lo común. Concentra tantos ingredientes y tan bien amalgamados que es imposible adivinarlos o recordarlos de una sola cucharada: helado de leche de oveja, jengibre, infusión de zumo de lima, maria luisa… Evocador y estimulante en boca, donde se evapora bocado a bocado. ¡Qué mejor colofón para la cocina paisajística y proyectiva del chef Jordi Garrido!

Mas de Torrent. Afueras de Torrent, s/n. Torrent.

Gastronomistas.com @gastronomistas | Barcelona | Actualizado el 23/06/2018 a las 13:58 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.