Los dos productos estrella de El Prat de Llobregat

Los dos productos estrella de El Prat de Llobregat

El chef Paco Pérez apadrina en Barcelona las jornadas de pollo Pota Blava y alcachofa

Si hay dos productos delicatessen en la localidad barcelonesa de El Prat de Llobregat son, sin duda, la alcachofa y los pollos de Pota Blava (pata azul), una raza autóctona exquisita que atrae visitantes de todos los rincones de Cataluña. Del 3 de marzo al 3 de abril podrán degustarse en diversos establecimientos de El Prat menús especiales con estos dos ingredientes a precios más que interesantes.

alcachofa_prat
Este canelón de alcachofa del Prat y butifarra negra con chips de alcachofa es del restaurante La Lluna en un Cove. | Associació de Gastronomia i Turisme

A poca distancia del centro de Barcelona, la localidad de El Prat de Llobregat se está poniendo las pilas desde hace años en materia gastronómica, hasta el punto que todos los fines de semana recibe visitantes de diferentes rincones de la provincia que se dejan seducir por una oferta de gran calidad que se nutre, en gran medida, de los productos de la huerta procedentes del Delta del Llobregat. La de El Prat es una cocina de producto, basada fundamentalmente en las frutas y verduras de temporada, y tiene dos grandes joyas gastronómicas que este mes de marzo se unen en unas jornadas que vale la pena disfrutar: la alcachofa y los pollos de Pata Blava (pata azul).

Los pollos Pota Blava o Raça Prat se caracterizan por tener un plumaje de un vivo color rubio oscuro, una cresta con cinco o seis puntas y los muslos llenos de plumas, alargados, de un color azul pizarra al que deben su nombre. Viven en libertad en la zona agraria del Delta del Llobregat, un territorio que, por otra parte, abastece a Barcelona de buena parte del producto que se sirve a diario en bares y restaurantes y que esta temporada tiene en las alcachofas, deliciosas, su producto estrella.

Estos pollos tienen una alimentación íntegramente ecológica a base de productos naturales (maíz, pan con salvado y verde) y necesitan diecisiete semanas de crianza antes de ser sacrificados. Su producción se extiende durando todo el año y la IGP (Indicación Geográfica Protegida) es la encargada de garantizar su calidad.

Este compromiso se traduce en una carne de sabor inconfundible, potente y fina, ideal para cualquier creación, que durante unas pocas semanas al año coincide con el otro producto estrella de El Prat, la alcachofa, cosa que se celebra año tras año con unas jornadas gastronómicas. La alcachofa, por su parte, tiene en el tipo de terreno del Delta de Llobregat, profundo y fértil, el lugar ideal para crecer y, gracias al clima templado y la acción marina del Mediterráneo, adquiere en El Prat un sabor dulce y una textura tierna y melosa.

Así pues, a partir de hoy y hasta el 3 de abril, diecinueve restaurantes de El Prat ponen a disposición de sus clientes unos completos menús basados en las alcachofas, el pollo o ambos productos, a unos precios que oscilan entre los 25 € y los 40 €. Este año las jornadas cuentan, además, con un padrino de excepción, el chef Paco Pérez, que durante un mes lleva los productos de El Prat a la cocina de su restaurante 5, en Berlín, con una estrella Michelin. El público berlinés podrá degustar, pues, un menú compuesto por un arroz de alcachofa y jamón y un Pota Blava con calçots, además, claro, de una selección de tapas, una actividad que marca el pistoletazo de salida de diversas actividades que tendrán lugar en la capital alemana con el objetivo de dar a conocer los productos de El Prat.

Los menús constan de aperitivo, primer plato, segundo plato y postre, además de una bebida que pueden ser dos Moritz, dos copas de vino o una Moritz y una copa de vino. La oferta es ecléctica, como lo es el panorama gastronómico de la ciudad, y encontramos desde menús más tradicionales hasta otros mucho más creativos. ¿Ejemplos? Susana Aragón, la chef de Cèntric Gastrobar y toda una institución en El Prat (lleva doce años al frente también de Ona Nuit, el local que, tal vez, abrió la veda para situar a El Prat en un lugar destacado del panorama gastronómico barcelonés), ha preparado una revuelto de huevos Pota Blava, calçots y butifarra –todo ecológico– y una fideuá de Pota Blava con alcachofa. Por su parte, la gente de Follia ha optado por un Pota Blava con gírgolas de castaño, mientras que Manel Armengol, de Major Trenta Sis, ha preparado una tataki de Pota Blava y alcachofa escabechada.

Otro de los platos interesantes que nos depara este intenso mes gastronómico es un arroz al carbón con Pota Blava, sepia, alcachofa y langostinos que han cocinado en el restaurante Marimorena, o la calamarata rellena de Pota Blava con salsa de trufa negra y germinados que ha preparado Pablo Carrizo de This & That Co.

Cabe destacar que un par de hoteles han querido sumarse también a esta iniciativa, de manera que el Spiral del Hotel Porta Fira ha preparado una lingote de Pota Blava y cochinillo con escalonias caramelizadas, patata ratte risolee y cremoso de parmesano, y el restaurante Bouquet del Hesperia Tower ha creado un Pota Blava relleno de requesón y trompetas de la muerte.

 

Laura Conde | @LauraConde5 | Barcelona | Actualizado el 13/07/2018 a las 10:34 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.