Nos comemos la ciudad holandesa

Nos comemos la ciudad holandesa

Ámsterdam, la ciudad de los restaurantes insólitos

Platos internacionales en un museo del cine, en un antiguo taller de tranvías o ¡en un garaje de tranvías! Ámterdam puede presumir de tener algunos de los restaurantes en espacios más curiosos de toda Europa.

Ámsterdam tiene rincones curiosos, como un restaurante en una plataforma petrolífera.
Ámsterdam tiene rincones curiosos, como un restaurante en una plataforma petrolífera. | Gastronomistas

Ámsterdam no es un destino gastronómico por excelencia. De hecho, su cocina es poco conocida y apenas tiene restaurantes que se dediquen a ella. Pero sí parece haber una corriente que apuesta por dar de comer en espacios insólitos. ¿Qué te parece una plataforma petrolífera? ¿Y un antiguo taller y garaje de tranvías? ¿Y un lugar luminoso y decimonónico junto al zoo, una de las atracciones de la ciudad? ¿O en un espectacular museo del cine?

Brasserie Halte 3 y Meat West

Comer sobre raíles. El titular saldría solo porque ambos restaurantes ocupan un antiguo taller y garaje de tranvías que albergará en breve un espacio gastronómico con 21 estands que ofrecerán todo tipo de comida cada día entre 11.00 y 20.00 horas a precios entre 4 y 8 euros la ración. De Hallen, que así se llama el edificio que llevaba 16 años cerrado, también acoge un cine que proyecta películas independientes, una librería, una tienda de bicis, una galería de arte, un hotel y unos estudios de televisión.

Brasserie Halte 3 trata de replicar una brasería francesa con el steak tartar como rey de reyes, además de ostras y costillas. Abre cada día de 11.00 a 22.00 horas. Precio medio al mediodía, 10 euros; de noche, 25-30 euros.

www.halte3.nl.

Meat West, justo al lado, solo abre para dar de cenar, entre 19.30 y 22.30 horas (hasta la 23.30 de jueves a sábado). En este local hay más raíles en el suelo que en Brasserie Halte 3, incluso un cruce de vías. Pero hay que estar atentos a una carta de calidad, donde las carnes (tienen todo tipo de cortes y  son el leit motiv. Precio medio sin bebidas, de 40 a 50 euros.

Bellamyplein, 51. www.meatwest.com

Eye Bar-Restaurant

De lejos o de cerca, por fuera o por dentro, el edificio del Eye Film Museum es impresionante. Moderno, futurista, casi parece una nave espacial recién aterrizada. Sentarse en su restaurante, en el hall, también es una experiencia extraña ya que tiene unas gradas escalonadas orientadas al ventanal panorámico, tal si fuera una pantalla de cine y tú un cinéfilo. Lo que se ve es la enorme terraza que da al río en primer término y, al fondo, el centro de Amsterdam, al que se llega en un ferry gratuito en dos minutos.

¿Qué se come ahí? Platos con cierta influencia francesa y toques europeos. Al mediodía se sirven cosas sencillas como sopas y ensaladas (precio medio, 20 euros) y de noche, propuestas algo más elaboradas como carnes, pescados, risottos… (precio medio, menos de 40). Abierto cada día de 10.30 a 17.00 y de 17.30 a 22.30 horas (viernes y sábados, hasta las 23.30).

Ij Promenade, 1. www.eyefilm.nl

De Plantage

Un edificio elegante, amplio, luminoso, con aires decimonónicos acoge este restaurante metido en el zoo, aunque con entrada independiente. Aquí la oferta se basa en la cocina mediterránea (versión oriental), saludable (muchas verduras y hortalizas), muy aromática, bien presentada y a precios moderados. Los ventanales le dan una atmósfera única y el entorno verde, un aire bucólico.

De Plantage (en castellano, La Plantación) abre la cocina a diario entre las 10.00 a 16.00 y de 17.30 a 22.30 horas (fuera de estas horas se puede tomar un desayuno o un snack). Como muchos restaurantes en Amsterdam, las cartas de mediodía y noche son distintas; la primera es siempre más sencilla y la segunda, más sofisticada. En este restaurante, por 17 euros, sin bebidas, se puede comer, y por unos 35 se puede cenar.

Plantage Kerklaan, 36. www.caferestaurantdeplantage.nl

Rijksmuseum

El Rijksmuseum, el gran museo holandés, como el del Prado lo es para España, tiene un restaurante que se une a la cafetería que ocupa parte de su enorme hall. En este flamante establecimiento se ofrece durante dos o tres meses una carta firmada de un chef internacional. Como sucede con las exposiciones temporales, cuando acabe el ciclo, otro cocinero de renombre diseña los platos de los siguientes dos o tres meses.

Museumstraat, 1. https://www.rijksmuseum.nl/es

Blue Spoon

Un hotel con salita para vinos y snacks con vistas a un canal de Ámsterdam para los huéspedes pero con un restaurante abierto al gran público. Así es Blue Spoon, la propuesta del moderno y trendy hotel Andaz, cuya cocina bebe de la tradición culinaria francesa pero usando productos de proximidad para elaborar platos de temporada. y la filosofía francesa a de los más interesantes de la ciudad. Además de la sala, el comensal puede disfrutar de los platos en la misma cocina. Está abierto cada día de 12.00 a 15.00 horas y de 18.00 a 23.00. Precio medio entre 35 y 45 euros, sin bebidas. Hay un menú familiar para seis personas con los mejores los mejores entrantes de la casa y un plato con pescado del día que sale por 56 euros por cabeza.

Prinsengracht, 587. http://amsterdam.prinsengracht.andaz.hyatt.com/en/hotel/dining/Bluespoon.html

REM Eiland

Quizá la propuesta más radical y espectacular de todo Ámsterdam. Se trata de una plataforma petrolífera que se había utilizado como estación de radio y televisión piratas y que ha acabado convertida en un restaurante con vistas. Durante el verano, se ocupa la parte de arriba, cual terraza, mientras que el resto del año se baja una planta y se come y cena a cubierto, aunque también con vistas. Vale la pena renunciar al ascensor para subir o bajar por unas escaleras metálicas de peldaños estrechos y sentir un poquito de vértigo controlado para imaginarse cuán duras son las condiciones de quienes trabajan en una plataforma petrolífera en medio del mar. Y eso es estás a 15 metros de tierra firme…

Aquí no se complican la vida con recetas propias y tiran de platos internacionales y reconocibles como el tartar de rodaballo, el bulgur con aguacate y cebolla roja, el redondo de ternera a la parrilla y el raviolón relleno de hortalizas con salsa de parmesano.  Están abiertos cada día: los mediodías, a partir de las 12, y las noches, a partir de las 17.00 horas.

De noche hay dos menús: uno de 31 euros con tres platos y otro de 37 euros con cuatro, ambos sin bebidas.

Haparandadam, 45-2. www.remeiland.com

The Lobby

Y si no te gustan los restaurantes más o menos especiales pero te gusta comer bien y a buen precio, aquí tienes tu local. Muy céntrico (a dos pasos de la plaza Dam), está en los bajos del hotel V y sirve la pizza alsaciana ('flammkuchen'), de masa fina y crujiente con varias combinaciones por 10,5 euros. Aunque, sobre todo de noche, cuando la carta es más elaborada, ofrecen platos realmente brillantes, como la corvina, el pulpo con panceta de cerdo y el cuello de cerdo hecho a baja temperatura. Y a precios contenidos, ya que ofrecen un menú sin bebidas con entrante, plato principal y postre por 34,5 euros. Abren la cocina cada día de 12.00 a 16.00 horas y de 18.00 a 22.00 horas (viernes y sábados sirven cócteles hasta las 3.00); desayunos a partir de las 7.00.

Nes, 49. http://www.thelobby-amsterdam.nl

Gastronomistas | @gastronomistas | Ámsterdam | 06/09/2015

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.