Comida y bebida para deshincharte

Comida y bebida para deshincharte

Adiós a la retención de líquidos

Una cosa es tener exceso de grasa y otra muy diferente es tener exceso de líquido. Tengas tendencia a retener o no, seguro que alguna vez has notado esa sensación de estar más hinchado que un globo de agua. Pero de los que dan miedo.

La hinchazón veraniega es, cuanto menos, molesta.
La hinchazón veraniega es, cuanto menos, molesta. | eanbowman / freeimages

Se nota en las piernas, en las rodillas, en los tobillos. Incluso en las bolsas de los ojos. Retener líquidos no mola, a la vista está. Y ahora en verano, para más suerte, llegan un par de enemigos que nos lo ponen aún más difícil: el calor y el cambio de hábitos alimenticios. Sí. El chiringuito, la cervecita*, las comilonas y las deshoras del todo menos sanas.

Nos hemos propuesto un verano ligerito y te dejamos algunos consejos que hemos recolectado en forma de alimentos que te ayudarán a librarte de la hinchazón por líquidos.

Más agua

Desmontamos el falso mito de que “a menos agua, menos retención”. Pues no. Si no bebemos se produce el efecto contrario, nuestro cuerpo tenderá a acumular lo poco que le demos. Lo correcto es beber agua, entre 1,5 y 2 litros diarios. Sin miedo. Pero sin pasarse. Con esa cantidad tu cuerpo drenará de forma constante.

Menos sal

Aquí anda. El gran enemigo. La sal retiene líquido. Y punto. Rebaja la cantidad de sal en las comidas y el consumo de alimentos de alto contenido en sodio. Frutos secos saladitos, conservas como atún o sardinas, embutidos… ¡Ah! y no vale rebajar la sal de la ensalada pero hacerla flotar en salsa césar, porque seguramente le estés dando más sal al cuerpo si cabe.

Dame mucha fruta

La fruta en verano apetece. Y si no, haz porque apetezca. La piña, la sandía o el melón son grandes diuréticos naturales. Y además, le estarás regalando al organismo una carga de vitaminas y nutrientes de lo más sanotes.

Verde que te quiero verde

Junto a la fruta, la verdura de hoja verde será tu segundo gran aliado en la contienda. Y otro falso mito, el de que la lechuga retiene. Pues no. Tiene un alto contenido en agua, lo que hay que hacer es eliminarla. Si no se elimina, se retiene (lógico). Y repetimos. Si se hace nadar en salsa césar, también. Pero no sólo lechuga, hazte con espárragos, coles de Bruselas, remolachas o alcachofas.

Hierbas, plantas e infusiones

Y hazte amigo del que despacha en el herbolario, porque te harás con un plus en esto de combatir la retención. Diente de león, cola de caballo, rabillos de cereza o té verde harán que sea imprescindible un baño a mano.

Y cuidado con…

Esta panda que no ayudará nada: café, alcohol, azúcar refinado, precocinados, grasas saturadas, fritos, ahumados o quesos curados. También el ya mencionado "club de los sódicos" (alimentos con alto contenido en sodio). Para equilibrar, aumenta el consumo de potasio, que encontrarás en alimentos como aguacate, plátano, tomate, carnes y pescados.

*La cervecita. Compuesta en un 93% de agua. Baja en sodio y rica en potasio ¿Diurético natural? Pues sí.  Estamos de enhorabuena.

Silvia Artaza @silvia_artaza | Madrid | 05/08/2014

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.