¡Síiiii, como en las pelis!

¡Síiiii, como en las pelis!

Siete pistas para preparar una cena de Acción de Gracias en casa

Lo hemos visto tantas veces en el cine que tenemos la sensación de que nos hemos comido el pavo entero más de una vez. La cena de Acción de Gracias es la celebración familiar estadounidense por excelencia, pero también un festival culinario que debe probarse al menos una vez en la vida. ¿Te animas a montarte tu propio 'Thanksgiving'?

El suculento pavo de Acción de Gracias. Trinchando, que es gerundio.
El suculento pavo de Acción de Gracias. Trinchando, que es gerundio. | Sxc.hu

Cada año, el cuarto jueves de noviembre todo Estados Unidos se sienta a la mesa para comer… y comer. Cuando los primeros inmigrantes llegaron a tierra estadounidense y se juntaron con los nativos americanos, mezclaron sus respectivas fiestas del final de la cosecha para crear la celebración familiar yanqui por antonomasia. Importarla está recomendado para los que no pueden esperar hasta Navidad para ponerse hasta arriba de comilonas familiares. Y luego, ya habrá un mesecito para volver a las dietas antes del atracón navideño.

Siete pistas para un menú 'made in USA'

La edad del pavo

Es esencial hacerse con un pavo grande, de unos 8 kilos aproximadamente, y tener un buen horno para asarlo. Para darle sabor podemos sazonarlo con ajo, sal, pimienta negra, orégano, aceite, vino blanco o zumo de cítricos… Si le metemos algo de mantequilla también nos aseguraremos de que quede más jugoso. ¿Echas de meno el relleno? Pues espera.

El rellenazo

Como si fuera la rivalidad Madrid-Barça, Estados Unidos se divide entre los que rellenan el pavo o los que lo cocinan aparte, apelando a que el 'stuffing' no seque el pavo. Podemos prepararlo a base de pan de maíz tostado con especias como la salvia y un sofrito de cebolla, apio y jugo de pavo. A partir de ahí, cada hogar americano tiene una receta y hay gente que añade salchicha, queso, huevo...

Las guarnicionacas

"Cariño, me pasas el puré de patatas, ¿por favor?". Esta frase aparece en muchas escenas de Acción de Gracias de películas norteamericanas. Platos como el puré de papas con jugo de pavo o las judías verdes son clásicos de esta cena. Tampoco puede faltar la tradicional salsa de arándanos, que ayuda a conseguir el contraste entre dulce y salado.

Los postres salivantes

Las calabazas de Halloween dan paso a la 'pumpkin pie', la reina entre los postres de esta celebración otoñal. Pero no es el único dulce que nos podemos encontrar en la mesa: la tarta de nuez pecana o el pastel de manzana también son delicias habituales… para el que siga teniendo saque después del pavo.

La decoración para crear ambiente

Se suelen hacer guiños a motivos otoñales. Puede bastar con un centro de hojas de roble o una cornucopia con frutos típicos de la estación. Es importante recordar cuáles son los orígenes de la fiesta.

¡Las sobras!

Es importantísimo planificar para el día después. Tiene que sobrar, ¡y mucho! Se suele montar incluso otra fiesta con la comida sobrante para seguir de celebración al día siguiente y en Estados Unidos hay muchos que cuentan con el sándwich de pavo, el relleno y la salsa de arándanos para la semana siguiente.

¿Dónde me hago con cosas como la salsa de arándanos?

Cada vez más supermercados cuentan con todo lo necesario para preparar una cena de Acción de Gracias en territorio español. Si no queremos dar palos de ciego, una buena idea es acudir a cualquiera de los supermercados de Taste of America (www.tasteofamerica.es), con tiendas en Barcelona, Madrid, Toledo, Valencia, Zaragoza, León, Mallorca, Málaga o Sevilla.

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | 25/11/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.