La alcalina, la de Okinawa y la dieta sin leche

La alcalina, la de Okinawa y la dieta sin leche

¿Quieres ponerte a dieta? Aquí están las más buscadas

¿Estás dispuesto a ponerte a dieta aprovechando la coartada del Año Nuevo, Vida Nueva? Toma nota de las más buscadas en 2014: no son otras que la alcalina, la dieta de Okinawa y la dieta sin leche.

Basculita, basculita, ¿quién está hecho una foquita?
Basculita, basculita, ¿quién está hecho una foquita? | Morguefile

"¿Qué ha pasado con mi cuerpo?" Buena pregunta a la que, sin duda, es sencillo responder. Esos colgajos de tu abdomen son el resultado de una ingesta incontrolada y de un beber cómo si tuvieras un hijo en la cárcel. Es día 1 y te levantas tumefacto de la cama, casi sin fuerzas llegas hasta el portátil y tecleas en Google "dietas". En tu pantalla aparecen las más buscadas (y seguidas) en 2014. Son estas:

La dieta alcalina. Se basa en la idea de que hay un grupo de alimentos que afectan la acidez de la orina y de la sangre. Para ello, se miden los niveles de ph en el cuerpo. Lo que la dieta alcalina promueve es evitar el consumo de carne, quesos y cualquier grano de modo que la orina sea más alcalina. En este sentido, se promueve el consumo de frutas y vegetales y, aunque conocida desde hace tiempo, se considera más una dieta desintoxicante que para bajar peso. Pero por intentarlo, no se pierde nada.

La dieta Okinawa. Que sí, que en la isla japonesa de Okinawa hay mucho centenario pero quizá  seguir la misma dieta que ellos para vivir tantos años sea un poco simplista. Que digo yo que lo mismo influyen también otros factores como el clima, la genética... En fin, si el 1 de enero nos levantamos japonesísimos apostemos por cereales integrales, frutas, verduras, soja, algas y pescados. Evita los lácteos enteros, las harinas refinadas y la carne roja.

La dieta sin leche. Que levante la mano el que tenga algún amigo que últimamente le haya dicho que la leche "le sienta mal". Los lácteos se han convertido en poco menos que el demonio, en parte por el aluvión de casos de intolerancia a la lactosa que se han diagnosticado en los últimos años. Muchos hablan de suprimir los lácteos totalmente de la dieta, seamos intolerantes o no, para dejar de tener resfriados, sentirnos menos hinchados o evitar problemas digestivos. La coach experta en nutrición Rebeca Cirujano la incluyó entre sus cinco venenos blancos.

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | 30/12/2014

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo colocar un techo aislante acústico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.