Tiene múltiples propiedades

Tiene múltiples propiedades

Por qué debes introducir la cebada en tu dieta y cómo hacerlo

Es uno de los cereales 'clásicos', lleva junto a nosotros toda la vida y, sin embargo, no le estamos sacando todo el partido. La cebada tiene múltiples propiedades y, además, es fácil de introducir en la dieta. Un estudio lo demuestra.

La cebada puede echarnos una mano en nuestra dieta.
La cebada puede echarnos una mano en nuestra dieta. | Cocinatis

Hay cereales que consumimos prácticamente a diario: están el trigo, el maíz, el arroz... pero hay otros que tenemos arrinconados. Y no, no estamos hablando de la quinoa o el bulgur, relativamente novedosos en la dieta occidental, sino de un clásico como la cebada. Es cierto que muchos podemos presumir de que está en las cañitas que nos apretamos el fin de semana (¡ejem!), pero lo cierto es que hay muchas maneras más de tomarlo. Y lo mejor de todo, es que tiene propiedades muy interesantes.

¿En qué me puede ayudar?

Los suecos, siempre tan atentos a cubrir nuestras necesidades, acaban de publicar un estudio que pone la cebada por las nubes. Según la investigación, de la universidad de Lund en Suecia, este grano puede mejorar rápidamente nuestra salud reduciendo el apetito y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Anne Nilsson, profesora asociada del centro científico para la comida saludable y una de las mentes pensantes del estudio, explica que estos efectos beneficiosos para la salud  ocurren cuando la cebada llega al intestino y promueve la liberación de bacterias 'buenas' y de hormonas importantes.

El estudio se llevó a cabo con participantes de mediana edad sanos, que comieron pan hecho básicamente de grano de cebada. Unas 12 horas después de su última comida del día, se examinó el riesgo que tenían de padecer diabetes o enfermedades cardiovasculares. Se pudo comprobar que su metabolismo había mejorado y que los niveles de azúcar en sangre y de insulina habían descendido y que se había llevado a cabo un control mejor del apetito. Es decir,que quedaba claro que la cebada tenía un efecto positivo sobre la salud de los individuos del estudio.

¿Cómo la puedo tomar?

La siguiente pregunta es, claro está, cómo puedo tomar la cebada. Ya ha quedado claro que una de las maneras más sencillas de ingerir este cereal es introduciendo en nuestra dieta el pan hecho con su grano. Antes era más difícil de encontrar, pero, ahora, el mayor interés por el pan ha llevado a que se elaboren hogazas hechas de cereales como centeno, escanda o cebada.

Además, es posible utilizar la cebada como sustituto del arroz o de las patatas en ensaladas. De hecho, muchos cocineros están comenzando a sustituir el arroz por la cebada en recetas tradicionales como el risotto o en salteados con verduras. Estas son solo algunas ideas, pero queda claro que la cebada tiene mucho margen para conquistarnos... más allá de la cervecita.

Javier Sánchez | @srjaviersanchez | Madrid | 20/02/2016

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo colocar un techo aislante acústico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.