TUS INVITADOS QUERRÁN REPETIR

TUS INVITADOS QUERRÁN REPETIR

Más de quince ideas originales para triunfar como anfitrión

Te has venido arriba y de repente tienes a ocho personas a cenar en casa y no tienes ni idea de qué preparar. Estos consejillos te ayudarán a ser el anfitrión ideal mediante una cena de picoteo sencilla y resultona.

canapes
Nosotros ponemos los platos, tú pones el carisma. | Cocinatis

Suele ocurrir: tomas unas cañas, te creces y acabas proponiendo que el próximo fin de semana se cene en tu casa. Algo sencillo, un picoteo. Unas cervezas y luego salís. Se lo dices a siete amigos… Al día siguiente analizas bien la propuesta y te das cuenta: cocinar para ocho personas… como mínimo. Que luego siempre aparece alguien acompañando a alguien. Como en los cumpleaños: lo que en principio iba a ser una sencilla reunión de colegas se va un poco de madre y las ‘chuches’ no serán suficientes para saciar al personal.

El caso es que tienes que cocinar para más de tres personas y te gustaría que los invitados se fueran contentos. Lo de la tortilla y los fritos está bien y es eficaz (llenan enseguida), pero te apetece algo distinto. Si encima se prepara rápido y fácil…Pues se puede. Comprobado: hay vida más allá de las bravas y las aceitunas. ¿Cómo? Sigue leyendo:

TOSTAS:

- De salmón fresco con setas y crema de queso azul. Tan sencillo como poner un poco de aceite en una sartén y guisar las setas con el salmón. Por otro lado, deshacemos un poco de queso azul en nata, leche o leche evaporada. Añadir a las setas y el salmón y ¡voilà!

- De queso (sugerencia: camembert o cabra) con cebolla caramelizada. Para caramelizar la cebolla lo primero es freírla en trozos muy finos y a fuego lento con un poco de aceite. Cuando ya esté pochada, se le añade azúcar y vinagre de Módena y se acaba de cocinar.

EMPANADAS:

- De tomate natural, cecina o jamón y queso de cabra: Sobre una plancha de masa (mejor de hojaldre, pero también puede ser quebrada o para empanadas) se colocan por capas, al gusto, los tres ingredientes. Se tapa con otra plancha de masa quebrada y se pinta con huevo batido. Y al horno a 180 grados, controlando el tiempo.

- De beicon, queso y dátiles. El mismo proceso: masa quebrada, queso, beicon troceado y dátiles.  Y en este caso, pintar la tapa con huevo y agua azucarada.

CANAPÉS:

- De paté de mejillones. Necesitaremos una lata de mejillones al natural y otra de mejillones en escabeche, a las que quitaremos el 90% del caldo. Añadimos seis palitos de surimi, tres quesitos y tres cucharadas soperas de mayonesa. Batidora y listo.

- De paté de quesos: 100 gramos de queso azul y otros 100 de queso semi curado, a los que hay que sumar otros cien de nueces picadas. Media tarrina de queso de untar natural y, a ojo, leche evaporada. Batir y listo. Se puede servir solo y con dulce de membrillo y/o frutos secos.

TAPAS:

- De pimientos rellenos de tortilla española: Tres pimientos italianos son suficientes para unos seis comensales. Se abren por la parte de atrás y se vacían. Por otro lado, se fríen las patatas para la tortilla y se añaden al huevo para que cuaje. Añadir sal. Con la mezcla se rellenan los pimientos, se tapan y, o bien se fríen, o bien van al horno.  Una vez hechos, se trocean en medallones. Éxito asegurado.

- Ferrero de morcilla: Con morcilla de arroz (de Burgos), queso y almendras picadas. Con la morcilla se hacen bolas y se rellenan con una avellana de queso (mejor uno cremoso). Se rebozan con las almendras picadas y se fríen.

TARTALETAS:

- De aguacate y gulas: Se machaca el aguacate y se cubre la base de la tartaleta hasta la mitad. Y encima se ponen las gulas, guisadas como a uno le apetezca.

- De tarta de queso. Las tartaletas se hacen con obleas de empanadillas y moldes de muffins. Para la tarta: cuatro huevos, una lata pequeña de leche condensada, un brick pequeño de nata líquida, un vaso de leche y una tarrina de queso de untar natural. Se bate y se rellenan las tartaletas, previamente colocadas en el horno. De nuevo, horno y listo.

CAJÓN DE SASTRE:

- Champiñones rellenos de jamón y queso: Lo más importante, obvio, es que los champiñones sean grandes. Se les quita el tallo y se hacen a la plancha. Antes de que terminen de hacerse, se rellena el hueco que deja el tallo con tacos de jamón y queso rallado. Se puede añadir perejil a la hora de servir.

- Humus de anchoa: Tan sencillo como mezclar y batir un bote de garbanzos cocidos, ocho o seis anchoas picadas, comino, laurel, aceite y nata, leche o leche evaporada. ¿Cantidades? Pues a ojo. Probar antes de añadir la sal, las anchoas ya aportan suficiente.

- Endivias con queso azul y anchoa. Un clásico y un básico: siempre triunfa.

- Banderilla de tomate cherry (a la mitad), queso feta y aceituna negra. Con aceite de oliva virgen extra vaporizado y albahaca.

- Quiche de cualquier cosa: La base de la quiche se hace con masa quebrada, sobre la que se verterá una ‘salsa’ gorda compuesta sobre dos ingredientes: huevo y nata. A esa base se le añade lo que a uno le apetezca: salmón, puerros y queso de cabra; beicon y espinacas; jamón y queso; verduras y queso…

- Brochetas de atún marinado en soja. Rápido, sencillo, limpio y rico: Se marina el atún, en rodajas, en una salsa de soja, con zumo de limón (uno por rodaja), sal y pimienta. Se saca y se corta en tacos. Se preparan en pinchos, como un moruno, y a la plancha o a la brasa.

- Sorbete de limón: Helado de limón + cava + batidora. ¡Y chimpúm!

¡Ah! Y las papas fritas, panchitos, galletas saladas y, por supuesto, las cervezas, que no falten.

'Bon appétit'!

 


 

 


 

 


 

Gastronosfera @gastronosfera | Barcelona | 19/04/2014

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo colocar un techo aislante acústico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.