¿Se te ha quemado el asado? No te preocupes

¿Se te ha quemado el asado? No te preocupes

Listas en media hora: recetas que te salvarán la vida

¡Madre mía, la que has liado con el horno! Los invitados están a punto de llegar y se ha quemado el asado... ¡Que no cunda el pánico! Saca la fuente del horno, ventílalo unos instantes para retirar el olor ahumado y aprovecha que ya está precalentado para improvisar el mejor menú exprés con los comodines de la nevera.

Este pollo a la provenzal te va a sacar de un apuro.
Este pollo a la provenzal te va a sacar de un apuro. | Flickr / Krista Kennedy

¡No te líes! Todo sigue bajo control. Como mucho será suficiente con hacer una visita relámpago al “chino” que hay debajo de casa: compra unas pechugas de pollo frescas, mozzarella fresca, un par de latas y una tarrina de helado. El resto de ingredientes que necesitas para crear de la nada esta cena para cuatro los tienes seguro en tu despensa. En menos de cinco minutos estás de vuelta en la cocina. Pon música, abre el vino y decántalo para que se vaya oxigenando. Relájate y encara el fatídico desenlace del asado carbonizado desde un punto de vista positivo: el horno ya está precalentado a 200 ºC, temperatura más que suficiente para salir airoso del desastre en tiempo récord. Solo necesitas media hora de concentración. ¿Asado? ¿Qué asado? Cuando suene el timbre tú actúa como si no hubiera pasado nada.

Mini pizzas "3, 2, 1, 0..."

4 rebanadas de pan de molde
8 cucharadas de tomate triturado
200 gr. de mozzarella
1 lata de anchoas
1 lata de pimientos del piquillo
1 lata de aceitunas negras sin hueso
Orégano

Corta 8 círculos de pan de molde con un cortapastas o un vaso de boca ancha y tuéstalos en la tostadora: ya tienes las bases de las mini-pizzas. Colócalas en la bandeja del horno sobre papel de hornear y ve disponiendo encima los ingredientes: tomate, mozzarella fresca picada, anchoas, tiras de pimientos del piquillo y aceitunas negras cortadas en aros. Espolvorea con orégano y gratina hasta que la mozzarella esté fundida. Tardan unos 15 minutos.

Pollo "aquí te pillo, aquí te mato"

8 filetes de pechuga de pollo (mejor si es de corral)
1 limón
2 dientes de ajo
1 vasito de vino blanco
Tomillo, romero, orégano, laurel y estragón
Aceite de oliva virgen extra y sal

Unta con aceite el fondo de una fuente apta para el horno. Salpimienta los filetes, colócalos en la fuente y espolvoréalos con las hierbas y el ajo picado muy pequeño. Rocía con un chorrito de aceite, otro de vino blanco y el zumo del limón. Hornea hasta que las pechugas estén blanquecinas y jugosas (unos 15 minutos). Como no hay tiempo para preparar unas patatas asadas, acompaña el pollo de una guarnición de tomates asados “supersónicos”.

Tomates "supersónicos"

4 tomates firmes
Pan rallado
Perejil
Aceite de oliva y escamas de sal

Lava los tomates, pártelos en dos y coloca las mitades boca arriba en una fuente para el horno. Sazona con sal, aceite de oliva y una cucharadita de pan rallado mezclado con perejil fresco picado. Echa con cuidado un poco de agua en el fondo de la fuente, introdúcela en el horno con calor por arriba y por abajo y hornea durante 30 minutos, hasta que veas que los tomates están arrugados y el pan forme una costra. En 25 minutos estarán listos.

Manzanas con canela "ay, que no me da tiempo"

2 manzanas golden
1 lámina de hojaldre congelado a temperatura ambiente
Mantequilla
Mermelada de melocotón (opcional)
1 tarrina de helado de leche merengada o vainilla
Azúcar y canela molida

Estira el hojaldre con el rodillo. Con un molde o vaso ancho corta cuatro círculos de unos 12 cm. de diámetro y colócalos en la bandeja del horno sobre papel de hornear. Reparte por encima unas bolitas de mantequilla y espolvorea con azúcar moreno y canela molida. Pela las manzanas, córtalas en cuartos y lamínalas formando medias lunas y retirando el corazón. Coloca las medias lunas de manzana en círculo, sobre las bases de hojaldre. Espolvorea con canela y remata (esto es opcional) con una cucharadita de mermelada de melocotón. Hornea hasta que la manzana se dore. Sírvelas templadas acompañadas de una bola de helado de leche merengada o de vainilla. 20 minutillos de nada y ya son tuyas.

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | 24/05/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.