TRUCOS SENCILLOS Y ECONÓMICOS PARA CUIDARTE

TRUCOS SENCILLOS Y ECONÓMICOS PARA CUIDARTE

Hoy cocinamos cosmética: mascarillas con frutas y verduras para tu piel y tu pelo

¿Sabes realmente qué llevan tus cremas? La Academia Española de Dermatología y Venereología avisa de que muchas hidratantes poseen conservantes que causan múltiples alergias, algunas sombras de ojos llevan polvos de aluminio y algún rímel contiene mercurio. ¿No crees que es hora de “cocinar” tu propia cosmética?

Cocina mascarillas caseras
Cocina mascarillas caseras | G+J

Para exfoliar la piel… tritura dos almendras hasta que queden reducidas a polvo y mézclalas con una cuchara de miel y una pequeña de zumo de limón. Obtendrás una potente mascarilla exfoliante. Aplícatela sobre el rostro un cuarto de hora y luego lávate con agua tibia.

Para hidratar el cutis… tritura unas fresas y mézclalas con miel hasta conseguir una pasta más o menos homogénea para aplicar en el rostro. Déjala actuar durante 20 minutos.

Si te has pasado con el sol… aplícate pepino (pelado y molido) durante un cuarto de hora.

Para la piel grasa… licúa unas rodajas de piña y mezcla el resultado con una infusión de manzanilla y un yogur. Se aplica dando masajes circulares y se deja actuar durante 20 minutos.

Para las arrugas… un truco que usa la mismísima Cindy Cradword y, en teoría, también Cleopatra. Diluye una parte de leche con una de agua y lávate con esta mezcla la cara todos los días. Para que sea más eficaz, puedes empapar algodones y dejar actuar el producto sobre la piel durante 10 minutos.

Para las manchas en la piel… utilizamos una cucharada de miel de nuevo, pero en esta ocasión la mezclamos con una cucharada de limón. Aplica la mezcla sobre la cara con un algodón y retírala tras 15 minutos.

Para el acné… Prepárate una infusión de té y mézclala con una cucharada de arcilla. Se utiliza como antiséptico. Ponte esta mascarilla durante cinco minutos, pero es importante que la retires restregando suavemente con agua tibia y nunca tires de la pasta resultante.

Para el pelo… si tu cabello está seco, puedes preparar una mascarilla hidratante mezclando una cuchara de aceite de oliva con una yema de huevo. Extiéndela sobre tu cabello, envuélvelo con un gorro de ducha y deja que actúe durante una hora.

Reparación flash para el cabello… Después de ir a la playa o a la piscina, o después de teñirte, puedes optar por una mascarilla reparadora a base de aceite de almendras. Calienta el aceite durante unos segundos y después aplícatelo en el cabello. Déjalo actuar antes de lavarte el pelo.

Mía para Cocinatis | Madrid | 06/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.