LAS CHUCHES TAMBIÉN PUEDEN SER ARTESANALES

LAS CHUCHES TAMBIÉN PUEDEN SER ARTESANALES

¡Hazte unas piruletas (o chupachús) caseros!

Seguro que nunca se te habría ocurrido, pero una vez metes las manos en la masa descubres que no hay nada más fácil que preparar unas deliciosas piruletas caseras, con su azúcar y sus colorantes pero sin duda mucho más sanas que las que compras. Son ideales para fiestas infantiles, y la verdad es que cuesta bien poquito hacerlos. Sigue estos pasos... ¡y a chupar!

chuches
Siempre tendrás a punto ese chute de azúcar cuando el cuerpo te lo pida. Y casero. | Cocinatis

En realidad hay numerosas maneras de hacer piruletas caseras: de chocolate, de azúcar y miel, de bizcocho (los celebérrimos 'cake pops', tan de moda)... Cualquier cosa a la que se le ponga un palito sirve como piruleta, pero nosotros hemos querido ofreceros la receta primigenia de la piruleta, ese delicioso y empalagoso bloque de caramelo rojo con un sabor similar a la fresa. Prepararlas en casa, os lo aseguramos, es sencillísimo, y es un valor seguro para triunfar en cualquier celebración, especialmente en las fiestas infantiles. ¡Vamos allá!

Ingredientes:

- 250 g de azúcar.

- 4 cucharadas soperas de sirope de maíz

- 80 ml de agua

- 2 gotas de extracto de vainilla.

- Unas gotas de colorante, al gusto.

- Palitos de plástico. 

Preparación:

- En una cazuela, mezcla el azúcar con el agua y el jarabe de maíz, que puedes adquirir en tiendas especializadas en repostería. Se trata de un edulcorante líquido, creado a partir de almidón o fécula de maíz, ideal en repostería porque, además de endulzar, aporta el característico tono brillante a algunos postres. Cocínalos a fuego medio sin dejar de revolver.

- Tapa el recipiente y deja que se cocinen los ingredientes durante un minuto. Destapa, inserta un termómetro de caramelo (son muy baratos y se adquieren en tiendas especializadas) hasta que la mezcla adquiera 145º. Vete revolviendo para asegurarte que el azúcar no cristaliza a los lados de la cacerola. Si no dispones de termómetro te proponemos el siguiente truco: vierte una pequeña cantidad de caramelo en un bol de agua fría. Levanta el caramelo con tus dedos y sepáralos suavemente para estirar el caramelo. Si al hacerlo éste forma un hilo duro que no es quebradizo, entonces está listo. Una vez la mezcla adquiera esta temperatura es importante sacarla rápidamente del fuego, pues lo que deseamos es una textura crujiente y suave, e introducirla en una cacerola más grande con agua fría, o en la pica, como te vaya mejor, durante unos segundos.

- Añade a esta mezcla el aroma y el colorante que hayas elegido.¡Ya puedes montar las piruletas! Simplemente tienes que hacer una redonda plana (si lo tuyo son las piruletas) o una bola si lo que prefieres es el formato chupa-chup. Asegúrate de ponerles un palito, deja enfriar durante un par de horas y... ¡tachán¡ Pasado este tiempo tendrás unas flamantes piruletas. Si además te atreves a adornarlas con un lazo, triunfarás todavía más.

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | 04/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.