Solo quedan 24 horas

Solo quedan 24 horas

¿Estás con la cena de Nochebuena en la cabeza? 10 tips para que no sea un fracaso

Mesas llenas de manjares… y de tensión. Los festines navideños ponen a prueba incluso a las mejores familias. Sigue estos 10 consejos y conseguirás, si no convertirla en la cena de tu vida, sí salvar al menos los muebles.

Ya llegó la Nochebuena... Trucos para una cena de 10.
Ya llegó la Nochebuena... Trucos para una cena de 10. | Morguefile

Hay cosas en Navidad que están más vistas que '¡Qué bello es vivir!' Para evitar el efecto déjà vu, evita los errores de todos los años y márcate una cena distinta.

Puntualidad, por favor. Pídeles a tus invitados que no se les vaya la olla con la hora de llegada. Que sí, que hay muchos que están de cañas hasta que en el bar le avisan de que es 24... porque él ni se acordaba ya.

Prepara la mesa con antelación. Evita tener que poner la mesa en el último momento. No cuesta nada hacerlo con un poco de antelación y te evitarás carreras last minute que te hagan llegar echando el bofe al aperitivo.

Un coctelito para recibir. Para ganar tiempo frente a una llegada de comensales escalonada, deja unos cócteles preparados. No te quejarás: te hemos dado estas tres opciones e incluso una con la firma de Diego Cabrera.

No estropees los langostinos... con la mayonesa. Te has gastado un pastón en unos fabulosos langostinos tigre y pretendes servirlos ¡con mayonesa de bote! Ni se te ocurra. Hacerla en casa es fácil, ¡no te cortes!

Cubiertos, los justos. Que tu mesa no parezca salida de la corte de Versalles o de un capítulo de Downton Abbey. Pon los cubiertos imprescindibles y anímate con unos aperitivos en plan 'finger food' para tomar con los dedos.

No juegues al despiste con los adornos. Dicen que en un carísimo restaurante 3 estrellas Michelin fueron muchos los que se zamparon el tissue que ofrecían para asearse las manos. Para evitar sorpresas, intenta que ninguno de tus invitados dude de si los adornos que has puesto en la mesa se comen o no.

Parte y reparte. Aunque tú pongas la casa y la mayor parte del menú, suele funcionar que cada invitado aporte un plato: uno los embutidos, otro un bloc de foie, otro un postre... Ensaladas, sopas y platos difíciles de transportar, mejor por cuenta del anfitrión.

Confía en el horno. Como plato principal, elige un asado: cordero con patatas, pavo relleno, ternera mechada... Así podrás relajarte y disfrutar desde que empiecen a llegar tus invitados, sin tener que estar en la cocina hasta el momento antes de sentaros a la mesa.

El postre, ligero. En lugar de sacar los turrones y los polvorones, cúrrate un dulce para rematar ligero y que no deje a la gente boqueando. ¿Recuerdas nuestra mousse de limón a la Thermomix? Pues algo así estaría bien.

Menos es más. ¿Eres de los que, después del día 24, aún pasa varios días comiendo sobras de la cena de Nochebuena? Planifica el menú para evitar preparar demasiada comida.

 

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | 23/12/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.