La dieta que te suma años, la bomba

La dieta que te suma años, la bomba

Conoce la dieta que alarga tu vida durante seis años a base de ¡chocolate negro o vino tinto!

Si acabas de preguntarle a una gitana en una feria cuántos años vivirás y no te has quedado muy contento con la respuesta, relájate: adopta la dieta del bonus de años y ganarás algún lustro más de miserable existencia. A base de vino tinto, chocolate

Chocolate negro, ven a mí y alarga mi vida.
Chocolate negro, ven a mí y alarga mi vida. | Foto: Simon A. Eugster (CC)

Toc toc, ¿puedo pasar dr. Felder? Pues nada, que he oído que tiene usted una dieta que añade años a nuestra vida y que la llama "The Bonus Years Diet" (La dieta del bonus de años) y quería preguntarle un par de cosas. Una, si es usted pariente del Doctor. Frankenstein y dos, ¿qué debo hacer para alargar mi vida? Está razonablemente bien y me gustaría conseguir el "bonus" que usted me propone y que me recuerda a las "vidas extra" de los videojuegos...

Pues nada, como el dr. Ralph Felder está lejos y demasiado ocupado como para atender a nuestras plegarias en plan "no quiero morir", seré yo el encargado de contarles en que consiste esta chiripitifláutica dieta que, en el plano de la originalidad, no apuesta por dejarnos cintura de avispa ni por alisar nuestra piel. Lo que Felder nos dice es que si comemos seis alimentitos de nada viviremos unos cuantos años más. Seis y medio, nada más y nada menos. Los del banco ya se frotan las manos pensando en las hipotecas a 75 años.. Aquí van los alimentos recomendados:

Vino tinto. Ralph Felder lo pone en su 'top' de recomendaciones. Y asegura que beber una copa de vino cada día reduce en un 32% el riesgo cardiovascular. Ya sabéis, con moderación, pero no os privéis de vuestro vaso a la hora del almuerzo o de la cena.

Chocolate. Dos onzas de chocolate negro cada día y veremos como los niveles de presión en sangre se reducen de forma significativa. Todo ello gracias a sus grandes propiedades antioxidantes. Chocolateeeee...mmmmm....

Nueces. Dos puñaditos de nueces al cabo del día y, sí, reduciremos nuestros niveles de colesterol malo y también pondremos coto a los peligros cardiovasculares. En concreto, un 10% menos gracias a estos frutos secos tan majos.

Ajo. Vale, para el aliento no va muy allá, pero comer un diente al día en uno u otro formato (guisos, aliños, etc) pone a raya los niveles de colesterol y reduce los riesgos de que se formen trombos y coágulos.

Pescado. Otro alido del corazón que Felder recomienda encarecidamente. Tres raciones a la semana echan una mano a nuestro corazón y, sí, reducen los riesgos de sufrir accidentes cardiovasculares.

Frutas y verduras. Así, en genérico, al fin y al cabo son fuente innumerable de minerales, vitaminas, fitonutrientes... de todos modos, aquí el doctor Felder no se rompe demasiado la cabeza.

En resumen, la dieta de Felder se distingue de otras como la del grupo sanguíneo en que recomienda cosas razonables. Eso sí, su defensa del chocolate y del vino tinto, la sitúan entre las fáciles de seguir.

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | Actualizado el 23/06/2018 a las 13:51 horas

Los mas vistos

Hogarmania

Paella Taj Mahal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.