Oído cocina

Oído cocina

Así debes conservar el embutido y el queso (para que no se arruinen)

Hay normas para conservar estos dos productos en casa. Síguelas y estarán perfectos

Cocinatis | Madrid | 04/11/2018

Embutidos y quesos, ¿cómo conservarlos?
Embutidos y quesos, ¿cómo conservarlos? | Pixabay

Si hay dos puntales de la gastronomía ibérica, esos son el embutido y el queso. Si cuando salimos fuera de casa y vamos a un buen restaurante, seguramente los disfrutaremos en todo su esplendor. El problema surge en casa, cuando necesitamos conservar un queso manchego o un salchichón una vez que ya están empezados. Aquí van unos sencillos consejos. Si tienes dudas sobre cómo guardar otros alimentos, aquí te damos todas las respuestas.

Embutidos | cocinatis

Embutidos curados. Salchichón, chorizo o lomo suelen ser poco delicados aunque, de vez en cuando, nos surgen las dudas acerca de que hacer con ellos una vez que ya los hemos empezado a consumir. Estas cuatro reglas nos vendrán bien...

- Evita el frigorífico. En la medida de lo posible, intenta no meter salchichón, chorizo o similares en el frigorífico. ¿Por qué? Porque lo único que lograrás con ello es que se sequen y que resulten menos jugosos. Consérvalos siempre a temperatura ambiente y en un luagr fresco. Si la temperatura se dispara, intenta ponerlos en una alacena, una despensa, etc.

- Cuando esté empezado, pon la pieza boca abajo. Imagínate que tienes tu pieza de salchichón o de chorizo ya empezada... Pues bien, la recomendación es que los cuelgues y, si es posible, boca abajo. También es recomendable que las piezas no se toquen entre sí. De esta forma evitarás que se condense la humedad y acabe teniendo moho, lo que lo arruinaría inmediatamente.

- Mantén la pieza ventilada. Muchos salchichones y chorizones vienen envasados al vacío y muchas veces cometemos el error de, una vez abierto el envoltorio, dejarlos dentro. Lo único que conseguimos cuando el plástico toca el embutido es que se condense la humedad y, por tanto, aumente el riesgo de que aparezca el moho. Intenta taparlo siempre con un trapo o con papel de aluminio, lo que permitirá la ventilación.

Una de las claves es que el embutido no se seque. | Pexels

- Acábatelo rápido. Este es quizá el mejor consejo que podemos darte. Un salchichón dando vueltas durante días y días por una cocina acaba cogiendo olores, está sometido a fuentes de calor, etc. Lo que puede suceder es que se enrancie cosa mala y que pase de ser un manjar a algo que no nos apetezca cruzarnos. Mejor evitar llegar hasta este punto y darle salida pronto.

Quesos. Vamos con uno de los mayores manjares de los que puede disfrutar el ser humano. No hay duda de que los quesos son en ocasiones, delicados, y que merece la pena tener en cuenta algunos aspectos para no arruinar estas maravillas. Atentos a estos consejos.

Diferentes variedades de quesos | iStock

- Los de pasta blanda se conservan de una manera y los de pasta dura de otra. Hay que tener presente que los quesos de pasta blanda tienen más agua, lo que los hace más proclives a la aparición de bacterias. Suelen durar alrededor de un mes en el frigorífico. En el caso de los de pasta dura, la ventana de duración es mayor, ya que son más secos.

- Siempre en el cajón de las verduras. Los quesos no necesitan muchísimo frío, por lo que el lugar idóneo para ubicarlos en la nevera es el cajón de las verduras. Someterlos a un mayor grado de frío no es necesario.

Quesos | Agencias

- Siempre envuelto en papel film o su propio papel. Si lo que queremos es que el queso mantenga intactos su sabor y su aroma tenemos que protegerlo lo máximo posible de todas las posibles agresiones que pueden acechar en la nevera. Tenemos como grandes aliados al propio papel en el que suele venir el queso o el film. Tan solo tenemos que recubrirlos por completo para que no les pase nada.

- Atempéralos siempre. Comerte un queso recién sacado de la nevera no es una buena idea. Todos los quesos han de atemperarse para poder disfrutar de sus cualidades. Ten en cuenta que los de pasta prensada tipo manchego no necesitan tanto tiempo (con media hora o 45 minutos sería suficiente). Si son de pasta blanda necesitarán más tiempo y si se trata de una torta, es recomendableun periodo de 12 horas.

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.