LECHE, FRUTAS Y UN CONGELADOR POTENTE ES TODO CUANTO NECESITAS

LECHE, FRUTAS Y UN CONGELADOR POTENTE ES TODO CUANTO NECESITAS

¡Anímate a hacerte un helado de fresa casero!

Llega un momento en el mes de marzo en que una mañana aparece en nuestras vidas un rezagado rayo de sol. Hay quien se crece, empieza a soñar con el verano, se hace con el bikini y las chanclas y cree fervientemente que se acabaron las inclemencias del invierno mientras sus colegas siguen llevando botas de borreguito y sosteniendo humeantes tazas de té con ambas manos. Para ellos, para los optimistas, para los que desean tanto la primavera que, si lo llega, la imaginan, va esta receta de helado de fresa. Porque sí, ya es el momento.

helado-fresa
Puedes decorarlo con unas fresas naturales y... ¿hay mejor merienda primaveral? | Cocinatis

Hacerse helado en casa no es difícil pero tiene sus secretillos, ya que a menudo nos ocurren dos cosas: nos queda excesivamente líquido, aunque no por ello menos bueno, o nos queda excesivamente congelado, cosa que lo arruina todo. Y es una pena, porque el helado casero es sanísimo y es, además, una de las mejores maneras de que los más pequeños coman fruta sin fruncir el ceño. Nuestra propuesta son las fresas, que están de temporada y es ahora cuando las hallamos más sabrosas, aunque se pueden hacer helados de cualquier fruta. Para ello, recomendamos comprar siempre frutas de temporada y de muy buena calidad, ya que nos interesa potenciar su sabor.

Ingredientes para medio litro de helado:

-150 ml de leche entera.

-100 ml de nata.

-3 yemas de huevo.

-80 g de azúcar.

-200 g de fresas.

Elaboración:

-Bate las yemas de huevo con el azúcar hasta que estén bien espumosas. Para ello, te recomendamos que lo hagas al baño María, hasta conseguir una masa de textura cremosa.

-Calienta en un cazo la leche y la nata. Apaga el fuego justo cuando parezca que va a romper a hervir.

-Vierte la leche muy caliente sobre las yemas y el azúcar, lentamente, sin dejar de remover.

-Lleva la mezcla a ebullición y remuévela hasta que espese.

-Lava y corta las fresas, y tritúralas hasta convertirlas en puré.

-Mezcla el puré con la crema anterior hasta que quede bien disuelto.

-Si tienes heladera, bastará con introducir la mezcla durante una media hora. Si no es así, hazte con una cubitera que pueda cerrarse herméticamente, rellénala con la crema e introcúcela en el congelador. Bastará con sacar unos cuantos cubitos unos 10 minutos antes de consumirlos y triturarlos con la batidora de vaso. Quedará un helado cremoso y apetitoso, además de muy sano.

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | 04/03/2015

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo colocar un techo aislante acústico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.