Ojo avizor

Ojo avizor

Si tienes alguno de estos hábitos es posible que tengas un problema con el alcohol

Si tienes dudas sobre si tu relación con la bebida es sana, atento a estas señales.

Hay señales alarmantes en relación con el alcohol.
Hay señales alarmantes en relación con el alcohol. | Pixabay

"Yo controlo", "lo dejo cuando quiera" o "a mí es que no me sube" con frases que suenan más falsas que un billete de quince euros. Estamos hablando de la relación de cada uno con el alcohol y de los problemas que puede suponer que esto se vaya de las maos. Hay personas que no se da cuenta de que pueden tener un problema con la bebida y a las que les cuesta identificar señales claras de alerta. Para ellos va esta relación de 5 problemas que pueden activar una alarma roja.

Bebes solo. El consumo de alcohol va asociado, en numerosas ocasiones, a momentos de confraternización social con amigos, familiares, etc. El problema viene cuando, para consumir alcohol, no hace falta nadie más. Ojo, no estamos habladno de salir de bares sin nadie más, sino de, estando en casa o en situaciones no vinculadas al ocio, acabar bebiendo de puertas para adentro y sin compañía. Ahí empiezan los problemas.

Beber solo, un mal síntoma. | Pixabay

Te emborrachas menos (con la misma cantidad de alcohol). A lo que nos estamos refiriendo es a que el organismo, debido a un consumo importante, acabe desarrollando una tolerancia cada vez mayor al alcohol. El problema aquí no es que no nos emborrachemos con dos cañas, sino que necesitemos cada vez más cantidad para llegar a un estado de embriaguez. Hay que tomar cada vez más cantidad, con lo que aumentan los riesgos de dependencia.

Renuncias a otras cosas debido al alcohol. Esto puede ir más lejos de lo que parece. No se trata solo de renunciar a hacer deporte o a quedar con amigos porque, directamente, se dedica uno a beber sino a faltar a compromisos adquiridos debido a este hábito negativo. Ejemplos de esto son renunciar a determinados planes porque al día siguiente "va a haber resaca", llegar tarde a citas porque uno se levanta más tarde o incluso comenzar a tener problemas en la universidad o el trabajo.

Renunciar a (casi) todo por beber es un problema. | Pexels

Te pasas del límite frecuentemente. Y te pasa sin que te des cuenta. Una situación peligrosa, si se repite muy a menudo, es aquella en la que la persona con un problema incipiente de alcoholismo se emborracha sin ser consciente de ello, porque normalmente tiene que ver con una ingesta mayor. Un buen método para remediarlo es anotar cuánto se bebe para tratar de evitar que la curva de consumo crezca.

La gente de tu entorno está preocupada por tu consumo. Si ves a tu alrededor expresiones de preocupación o crece el número de voces alertándote de que "igual bebes demasiado", es el momento de parar y replantearte tus hábitos. Cuando uno está dentro, nunca se da cuenta de la situación realmente de una manera tan clara como los que están viéndolo desde fuera. Que alguien exprese en voz alta que está alarmado por tu situación debería llevarte a la reflexión. Y a cambiar de comportamiento.

Javier Sánchez | Madrid | 11/01/2018

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo colocar un techo aislante acústico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.