Copas con marcha

Copas con marcha

¿A qué suena el tequila? ¡A rock&roll!

Echamos unos tragos de tequila con Alex González, batería de Maná.

Alex González, bateria de Maná.
Alex González, batería de Maná, y su tequila Mala Vida. | Cocinatis

Alex González hace un tequila llamado Mala Vida. Pero, ¿quién es Alex González? Ni más ni menos que el batería de Maná. Nació en Guadalajara (Jalisco), de donde salen muchos de los mejores destilados del agave, así que mejor que él, que toma desde que tiene 16 años, puede explicarnos cómo beberlo.

O cómo no beberlo. "Es que esto que hacéis en España de beberlo de un trago para emborracharse no es la mejor manera de consumirlo. El tequila no se bebe, se disfruta".

¿Y cómo se disfruta? ¿Antes de un concierto? "No, no, no. Y eso que el tequila y el rock&roll forman un matrimonio perfecto, porque todas las bandas comenzaron a tocar en un bar y cobrando en botellas. Como hacíamos Maná en nuestros inicios". González se toma uno, dos o tres tragos después de un show "para bajar la adrenalina". Olvídate de aquello de sexo, drogas y rock&roll. Acaso sexo, tequila y rock&roll.

Mala Vida, tequila de Maná | Mala Vida

Incluso para comer. "Con cocina mexicana, con carnes asadas o un buen pescado", aconseja. Pero también como aperitivo: "Te abre el apetito". O para después, en la sobremesa: "Es un buen digestivo". O para la hora el cóctel: "Funciona bien con tónica, con refresco de naranja, o de limón". En solitario, en grupo: "Al llegar a casa tras el trabajo, te relaja; o cuando llegan amigos y familiares, para brindar y compartir un buen momento".

"Da igual cuándo lo tomes, pero hay que beberlo poco a poco, en sorbos, paladeándolo. Sin prisas. Y sin hielo", explica el batería mientras le da un trago al tequila reposado que ha lanzado (también ha hecho un blanco), que tiene como detalle especial, divertido, rockero, un tapón con forma de calavera. González es humilde, no va de estrella. Y admite que casi todo lo que sabe lo ha aprendido de los expertos que hacen tequila.

"Cuando hace calor, pongo la botella en la nevera durante solo 10 minutos para que tenga la temperatura ideal. Y no hay que seguir ningún ritual, si quieres huélelo, luego gira la cabeza a un lado y huélelo. Gira la cabeza al otro y vuelve a olerlo. Notarás unos aromas distintos. Debes dar un primer trago pequeño; notarás que el paladar entra en shock, que neutralizas la lengua. Espera un rato que entre, y entonces da otro trago y notarás más sabores".

Sus consejos suenan bien. Y a quien le guste Maná y el tequila, todavía más.

Laia Zieger | @laiazieger | Barcelona | 14/10/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.