Un desorden alimenticio nuevo

Un desorden alimenticio nuevo

¿Prefieres las calorías del alcohol en lugar de las de la comida? Ojo, igual tienes 'drinkorexia'

Un nuevo trastorno de alimentación que afecta, sobre todo, a aquellos aficionados a contar calorías: eso es la 'drinkorexia'. Las personas que lo sufren suplen las calorías de una comida con las de una copa de vino o un combinado.

¿Comes menos para beber más? Eres un 'drinkoréxico'
¿Comes menos para beber más? Eres un 'drinkoréxico' | Pixabay

¿Tienes un amigo/a que es muy dado a decir aquello de "mira, hoy no voy a cenar, porque si no luego no puedo tomarme ninguna copa, por lo de las calorías y eso"? ¿Sí? Pues ojito, porque igual padece 'drinkorexia', un trastorno basado en reemplazar las calorías de la comida por las de las bebidas alcohólicas. Según un estudio reciente, una de cada diez mujeres británicas es 'drinkoréxica'.

El problema que surge con esto es el siguiente: si tu decides renunciar a una comida de 500 calorías (o más), con el fin de poder tomarte luego dos copazos, estás dejando de lado, además, todos los nutrientes que esa comida te iba a aportar: vitaminas, minerales, etc. En el caso de los destilados, hablamos de calorías vacías, ya que no contienen ningún elemento beneficioso para nuestra nutrición. Es más, los nutricionistas advierten de que, con esta moda, puede haber incluso personas que pierdan peso, pero que, al mismo tiempo, estén dañando su salud.

No obstante, las autoridades sanitarias advierten de que, aunque haya sido ahora cuando le hemos puesto nombre al problema, éste ya es antiguo. Una costumbre tan española como "salir de cañas" lleva aparejada, al final, que se beba mucho más de lo que se coma, a no ser que se pidan tapas para acompañar la ingesta alcohólica. El 'botellón' es otro de esos fenómenos en los que la comida pasa a un segundo plano en detrimento de la bebida.

La alarma ante el número creciente de 'drinkoréxicos' ha llevado a la reflexión a los mismos expertos que llevaban años pidiendo que en las botellas de alcohol se especificara claramente qué número de calorías tenían. Hay temor de que toda esa información sea aprovechada con el objeto de poder calcular calorías y, en algunos casos, optar por beber en lugar de comer.

Para detectar a un posible 'drinkoréxico', tan solo hay que estar atento a una serie de señales que le pueden delatar:

- ¿Está obsesionado por contar calorías e incluye también las de las bebidas alcohólicas?

- ¿Se salta alguna comida o ingiere menos de lo normal con el fin de poder tomar una copa al final del día?

- ¿Suprime la cena cuando sale de noche con el fin de poder beber más?

- En una reunión de amigos, ¿bebe bastante pero procura comer lo justo?

- ¿Habla con frecuencia de las calorías del alcohol y de cómo forman parte de su ingesta calórica diaria?

Si nos encontramos con alguna de estas señales, ojo, porque podemos estar ante un 'drinkoréxico'.

Javier Sánchez | @srjaviersanchez | Madrid | 26/01/2016

Los mas vistos

Hogarmania

Recetas de otoño con productos de temporada

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.