EL ESPACIO VINORUM PRESENTA 'LOS 50 ROMPEDORES'

EL ESPACIO VINORUM PRESENTA 'LOS 50 ROMPEDORES'

Los diez vinos 'pop' de Alimentaria

El espacio Vinorum de Alimentaria 2014 es uno de los más frecuentados, un lugar en el que podemos catar 'Los 50 rompedores', medio centenar de vinos originales, transgresores, divertidos y, algunos de ellos, muy pero que muy 'pop'. Estos son nuestros diez.

Algo está pasando desde hace unos años en el mundo del vino, pero hay quien no es capaz de verlo porque le nubla la vista su gin-tonic atiborrado de verduras. En los últimos años han proliferado en España nuevas bodegas, algunas dedicadas a la producción de vinos ecológicos, de talante más 'undreground' que las bodegas clásicas. Estas últimas, además, tal vez al verle las orejas al lobo, han dado una vuelta de tuerca a su producción y han empezado a crear caldos menos convencionales, cuya osadía, tanto gráfica como compositiva, ha sido capaz (o al menos está en ello) de conquistar el corazón de un público que hasta ahora bebía cerveza.

El célebre El perro verde, de bodegas Ángel Lorenzo Cachazo, ha sido tal vez el abanderado de este giro vinícola hacia un público joven, urbanita e interesado en las nuevas tendencias. Su célebre etiqueta diseñada por el ilustrador Miguelanxo Prado, que corona un blanco de Rueda fresco, amable y muy versátil, fue un reclamo para todos aquellos sibaritas intrépidos que probablemente relacionen inconscientemente el acto de beber vino con una cosa que hacen sus padres y, por lo tanto, a evitar salvo maldición divina.

Esos tiempos quedaron felizmente atrás, y las bodegas han sabido crear vinos 'rompedores', por usar el calificativo que se les da en Vinorum, el espacio de Alimentaria donde se han seleccionado cincuenta brebajes absolutamente 'underground' de los cuales nos hemos quedado con algunos de inspiración 'pop', botellas que uno puede imaginarse perfectamente tras la barra del Primavera Sound junto a una de Seagram's. Estos son los diez que más nos han gustado.

1-El Marciano. Bodegas Ángel Maestro.
PVP: 8,90 €

Con la DO Vinos de la Tierra de Castilla y León este tinto elaborado íntegramente con garnatxa y sin crianza es un caldo fresco y afrutado, con ligeros toques minerales y de cacao, agradable, expresivo... y biodinámico, como todos los de esta bodega que apuesta por respetar los procesos naturales en la elaboración del vino y eliminar cualquier elemento artificial en los procesos de producción (de hecho, las botellas ni siquiera llevan código de barras).

2- Crash. Crash Wines
PVP: 5,5 €

El eslógan de la bodega Crash Wines resume muy bien su espíritu. "Vinos creados para disfrutar" nos habla de una bodega que pretende huir de sesudos análisis de cata y afincarse entre un tipo de consumidor que lo que busca en un vino es, fundamentalmente, que esté bueno. De este tinto elaborado con tempranillo, syrah y garnatxa, con la DO Ribera del Guadiana, nos dicen que es ideal “para disfrutar con tu hamburguesa” y es cierto que es un vino fresco y versátil, de intenso sabor a fruta, con un final más persistente de lo que puede parecer, atrevido y, qué cada uno entienda esto como quiera, indiscutiblemente moderno.

3-Sospechoso. Uvas Felices
PVP: 7 €

Es el vino de la casa de restaurantes de gran nivel, como el Suculent de la Rambla del Raval de Barcelona, cuyo chef Carles Abellán (una estrella Michelin) no ha dudado en ofrecer a sus clientes este DO Tierra de Castilla elaborado con tempranillo y tinta de Toro, con crianza, un caldo sutil, elegante, con un potente sabor y un final persistente. Ah, y con seis etiquetas diferentes con claras referencias al cine negro.

4-Drac màgic. Tomàs Cusiné
PVP: 5,95 €

Este Costers del Segre es un vino joven, con una leve crianza de dos meses en barricas de roble, elaborado por una de las bodegas catalanas que conviene tener bien anotadas en la agenda. Es el hermano pequeño de los vinos de Tomàs Cusiné, un caldo sencillo, agradable y frutal con ligeros toques lácticos y herbáceos, cuyo nombre nos remite al folklore popular de la mano del desafortunado dragón que vivía en el fondo del mar.

5- Tocat de l'ala 2012. El celler d'en Pep.
PVP: 9,45 €

Coincide con sus compañeros de lista en su precio menor de 10 € y en lo curioso de su nombre. "Tocat de l'ala" es una expresión popular catalana que significa "loco, ido", y es toda una declaración de intenciones de un vino que no oculta su carácter festivo y juguetón, elaborado con garnatxa y sansón en el Empordà y con una crianza de cuatro meses en barricas de roble inglés y americano.

6-Milú. Quinta Milú
PVP: 9,85 €

Este Ribera del Duero pretende ser un trago que, sin renunciar a la complejidad, podamos beber en el día a día. Es un vino joven, con seis meses de crianza, meloso y muy afrutado, que en su cata nos deja ver notas lácticas y de regaliz y tiene dos hermanos mayores, los Quinta Milú. El nombre del vino es un guiño indiscutible a toda una generación de recién llegados a la madurez que busca su lugar en el mundo.

7- Bobal Icon.
PVP: 5 €

Espacio también para el chascarrillo en esta lista. Este brebaje cuya etiqueta nos recuerda más a la portada de un libro de diseño gráfico o de arte que a la etiqueta de un vino, es un DO Manchuela ecológico que presume de un equilibrio perfecto entre concentración, sabor y frescura.

8-Rosa Stars. Bodegas García.
PVP: 4,5 €

Tras tanto tinto, un rosado. Este Rosa Stars rosado, cuyo lema “los vinos de hoy hechos para los jóvenes de mañana” nos indica que estamos ante vinos con personalidad propia y marcados por la modernidad, es intenso, untuoso, equilibrado y arrebatadoramente 'pop'.

9-Mestizaje. Bodegas Mustiguillo.
PVP: 9 €

Podríamos hallarnos perfectamente ante la portada de un disco de Manu Chao, pero tenemos ante nuestras narices un vino blanco joven elaborado principalmente con la variedad merseguera propia de Teruel. Es un blanco expresivo y floral, sin crianza, con notas cítricas, muy agradable al paladar.

10- Beso de vino Garnacha Rosé 2013. Bodegas Beso de Vino.
PVP: 4 €

El la etiqueta nos encontramos nada más y nada menos que con Antonio The Bull, el cual, aparentemente harto de permanecer inmóvil en el Guernika, ha decidido consagrar su existencia a actos más festivos. Como presidir, copa en mano, la botella de este rosado DO Cariñena elaborado con garnatxa, sabroso, refrescante y de contundente sabor afrutado, muy versátil, ideal, por ejemplo, para ir de pícnic.

 

 

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | Actualizado el 16/07/2018 a las 08:06 horas

Los mas vistos

Hogarmania

Paella Taj Mahal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.