SIN ADITIVOS Y 100% NATURALES

SIN ADITIVOS Y 100% NATURALES

Las diez mejores cervezas artesanas de España

Desde Cuenca nos llega la Pantera, fabricada en un centro de meditación, y desde Castellón, la Badum, una cerveza que sabe a alcachofa. Son algunas de las mejores cervezas artesanas de España según los chicos de La Cervecera Artesana.

Las diez mejores cervezas artesanas
Las diez mejores cervezas artesanas | Cocinatis

Llegó la hora de la cerveza artesana como en su día llegó, sin saber cómo, la del gin-tónic y cómo ha llegado también, parece ser que para quedarse, la del vermut. La cerveza artesana es el nuevo gin-tónic y quién más quién menos ya tiene sus marcas predilectas y, como en su día ocurrió con el enebro, palabras hasta ahora desconocidas como malta o lúpulo empiezan a ser habituales en sobremesas, pausas para el café y colas del súper.

¿Por qué está on fire la cerveza artesana? Por los mismos motivos que lo está el pan artesano, lo bio, el km 0 y el comercio de proximidad. El consumidor medio, cada vez más informado, dice no a los aditivos y a la producción a gran escala, y apuesta por consumir productos elaborados de la forma más natural posible, que además de ser más sanos están infinitamente más buenos (salvo, déjenme aportar una opinión personal totalmente fuera de lugar, en el caso de los donuts). Quien más quien menos adora, pues, hallar matices en la birra que hasta ahora parecían únicamente reservados a señores con bigote y puro en las solemnes catas de vinos.

Para hablar de este sector en auge (prueba de ello son establecimientos como el recién abierto BierCab barcelonés, con 30 tiradores de cerveza artesana, unas bravas que quitan el hipo y un éxito abrumador desde el preciso momento en que abrió sus puertas) nos hemos puesto en contacto con Ivó Castells, de Cervecera Artesana, una compañía especializada en este producto desde todos sus ángulos: desarrollan tecnología tanto para grandes compañías como para cerveceros caseros, ofrecen asesoramiento en la materia, hacen catas, cursos de elaboración, experimentan con la birra y conocen al dedillo el mundo de la cerveza artesana en España, pues son líderes en la materia. De hecho, yo me pasé por sus dependencias barcelonesas un lunes a las 11 de la mañana y lo primero que hizo Ivó fue plantarme ante las narices una caña. Así da gusto trabajar.

Ivó es, además, coautor de un libro de reciente publicación titulado Guía de la cerveza artesana (Planeta, 2013), junto a Daniel Fermun, en el que realizan un recorrido por las diferentes cervezas artesanas del estado, nos explican sus matices, su porqués y nos dan algunos consejos de platos para maridarlas con ayuda del tercero en discordia, el cocinero Nil Español. En Cocinatis hemos querido ponerle a prueba y pedirle que elija sus 10 cervezas artesanas predilectas de España. Y este ha sido su decálogo.

Badum
Esta cerveza artesana que se elabora en Benicarló (Castellón) está hecha con alcachofa. Es, pues, una cerveza altamente estacional y artesanal a más no poder: sus elaboradores recogen con sus manitas la alcachofa gracias a un acuerdo con un payés de la zona. “Cuando la alcachofa es fresca se nota infinitamente”, explica Ivó, que considera que este brebaje puede ser ideal para los no iniciados por su suavidad y frescura, aunque los entendidos disfrutarán encontrando ese paladar final alcachofero que la convierte en una birra muy original y que entra prácticamente como el agua.

Bizarra
Esta American Pale Ale muy bien conseguida tiene un toque cítrico y de frutas tropicales que la convierte en una cerveza ideal para todos aquellos, valga la paradoja, a quienes no les gusta la cerveza. Tiene cuerpo y un toque dulzón gracias a los lúpulos tropicales que vienen de Nueva Zelanda y se combinan con lúpulos europeos (más nobles) y americanos. Deja una boca limpia y fresca.

La Real del Duero
Muy interesante esta cerveza que viene de tierra de vinos (Peñafiel, Valladolid). La Red Ale que nos recomienda Ivó, típica irlandesa, de color rojo, es suave y dulzona, muy en la línea de los fans de la Badum (alcachofa).

Minera
Rubia, de trigo. Al ser de trigo es algo más turbia y tiene sabor a pan, clavo y, por encima de todo, pino. Está hecha con resinas de pino y su sabor se nota. La curiosidad de esta cerveza es que su envase más pequeño es ni más ni menos, como en cualquier país europeo que se precie, de medio litro.

L'O d'Istiu
Esta cerveza especiada tiene notas de cilantro y cardamomo y, curiosamente, se elabora también en tierra de vinos (Penedès). De hecho, la gente de L'O d'Istiu trabaja en laboratorios vinícolas para aplicar a la cerveza las levaduras que se aplican al vino, y son arduos investigadores en I+D para sacar lo mejor de este brebaje aplicando todas las tecnologías a su alcance. Es una cerveza ideal para todos aquellos amantes de la novedad, que buscan sabores diferentes.

Castel
En esta cerveza rubia vamos a encontrar una fuerte presencia del lúpulo. Es una cerveza ideal para el verano, pues es suave, muy refrescante y para nada amarga. Viene de Pobo de la Sierra (Teruel) y es la cerveza de terracita por antonomasia.

Pirineos Bier
Tostada, elaborada en uno de los lugares más bellos de España, el Valle de Echo (Huesca). De estos parajes surge esta cerveza contundente, tostada, algo más amarga que las descritas anteriormente, con cuerpo y sabor. Para cerveceros de pro, pero sin ser una bomba de relojería.

Immortela
Quienes buscan un sabor contundente y una cerveza con personalidad tienen en esta birra fabricada en la Vall d'Aran (Lleida) un brebaje no excesivamente alcohólico pero sí carismático y contundente.

Medina
Esta Indian Pale Ale se caracteriza por su fuerte sabor (y olor) a lúpulo, y debe su nombre a las cervezas que antiguamente se fabricaban en la India, a las que se añadía gran cantidad de lúpulo por sus cualidades conservantes. Fabricada en Santa Cruz de la Zarza (Toledo) es ideal para todos aquellos cerveceros que buscan una birra densa, contundente, con mucho sabor. Absténganse neófitos, estamos ante una joya para iniciados.

Pantera
Aunque por su nombre y su logo bien parece una cerveza fabricada en el interior de una discográfica heavy, nada más lejos de la realidad. Esta cerveza elaborada en Pozoamargo (Cuenca) se fabrica en el centro de meditación de Tian, y tiene un fuerte sabor a café, con mucho cuerpo y toques torrefactos que maridan a la perfección con platos dulces, como las galletas de mantequilla. Es una cerveza perfecta para tomar de postre.

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | 26/02/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.