No se mezcla con hielo y se bebe en vaso de culo ancho

No se mezcla con hielo y se bebe en vaso de culo ancho

Combinar whisky con cola es una paletada

¿Sabías que fueron mujeres las que popularizaron el whisky? ¿Y que esta bebida no caduca? ¿O que a las vacas les pirra? Antes de combinarlo con un refresco, sigue leyendo.

En el caso del whisky, lo mejor es dejar el hielo fuera del vaso.
En el caso del whisky, lo mejor es dejar el hielo fuera del vaso. | Cocinatis

Oh, el whisky, tan amado por nosotros como maltratado a veces. Tan pronto lo envilecemos ahogándolo con nuestro refresco de cola favorito (y a veces con bizarras bebidas energéticas), como lo elevamos a los altares y lo degustamos en vaso ancho al lado de nuestra chimenea, en bata y pantuflas.

En Cocinatis se nos ha ocurrido que esta relación tan bipolar con el whisky tiene que ver con nuestro desconocimiento de esta bebida. Así que le hemos pedido ayuda a unos auténticos expertos en whiskys de calidad, Cardhu, para tratar de arrojar un poco de luz sobre el más noble de los brebajes alcohólicos. Luego hemos completado esta lección con algunas cosas de nuestra cosecha. Somos así.

El whisky no es solo para hombres: su historia está llena de mujeres. Bienvenidos al primer mito que vamos a derribar. Eso de que el scotch es una bebida únicamente para hombretones no tiene nada que ver con la realidad. Helen Cumming y Elizabeth Cumming, suegra y nuera entre sí, fundaron Cardhu, una de las primeras destilerías de Escocia hace casi 200 años, y consiguieron llevar su scotch de calidad a todos los rincones del mundo. Helen Cumming estuvo al mando hasta los 90 años…

Estas pioneras apoyaron a emprendedores… y fueron pioneras del marketing. Las chicas Cumming no solo crearon un negocio llamado a convertirse en referente de calidad en todo el mundo: impulsaron la economía de Speyside con su destilería, dieron créditos sin intereses a jóvenes para hacer crecer el mercado local y demostraron ser expertas en marketing regalando botellas de su whisky a todo el mundo para que lo probaran y contaran sus maravillas. ¡Eso es visión de negocio!

Ni cola ni hielo… en serio. Mira que os lo tenemos dicho, eso de mezclar un buen whisky con un refresco de cola no es manera adecuada de apreciar sus cualidades. Ni siquiera el hielo, al bajar de golpe la temperatura, es un buen aliado. Lo mejor es añadirle agua a temperatura ambiente, rebajaremos el contenido alcohólico, pero no perderemos ni un ápice de su sabor.

Se bebe en vaso corto y ancho, de cristal grueso. Cuando alguien pone un whisky, ya sea mezclado (aunque recordemos que no es lo ideal) como solo en un vaso de tubo, está matando la bebida. El vaso tradicional para degustar el whisky y poder paladear todas sus cualidades, es corto, de cristal gordo y ancho. Ahí cabe el agua que el queramos añadir y nos facilita descubrir matices.

El whisky también sabe a golosinas. Hay mucha gente que no toma whisky porque le parece una bebida demasiado fuerte y hay otros que argumentan que “sabe a whisky”. Tal cual. En realidad, los buenos ejemplares están llenos de matices, incluso hay un predominio de recuerdos o notas dulces. Es el caso del Cardhu 15 años, con toques iniciales de vainilla y otros en boca que recuerdan a la crème brulee. ¡Ay, golosones!

40 botellas de whisky se exportan cada segundo. Esto quiere decir que estamos hablando de que el whisky es una de las bebidas más populares que existen y, ya sabéis, millones de fans no pueden equivocarse.

Las barricas donde se macera el whisky han contenido antes Jerez. Es algo que no todo el mundo sabe y que es esencial para que el whisky llegue a convertirse en la bebida que finalmente es. Cada año, miles de barricas viajan de Jerez de la Frontera con destino Escocia.

El whisky no caduca. Si abres una botella y tardas en beberla años, tu ‘scotch’ te seguirá esperando con las mismas condiciones que el primer día. Eso es amor.

¿Qué es eso de ‘single malt’? Que un whisky sea ‘single malt’ significa que está hecho exclusivamente de cebada malteada en una única destilería. Eso quiere decir que no está mezclado con nada más y los hace superiores a los ‘blended’, que sí pueden llevar mezcla de diferentes whiskys de distintas destilerías.

A las vacas les encanta el whisky. Bueno, no es así exactamente, pero sí que se pirran por los granos y el maíz usados en la preparación. Este “alimento” se llama ‘draft’ en Escocia y es increíblemente rico en nutrientes y proteínas.

 

 

 

 

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | 08/05/2014

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo colocar un techo aislante acústico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.