NUEVA INVENCIÓN ‘HEALTHY’

NUEVA INVENCIÓN ‘HEALTHY’

Las bebidas fermentadas, el nuevo elixir de bienestar

Mejunje para los unos y poción mágica para los otros. Las bebidas fermentadas son la nueva pasión de las tribus 'healthy'. Bajas en azúcar y de elaboración natural, se componen de moho, bacterias o levaduras que, gracias a su fermentación, ofrecen una multitud de buenos nutrientes para el organismo.

Bebidas fermentadas
Bebidas fermentadas | Cocinatis

Mejunje para los unos y poción mágica para los otros. Los gurús y fanáticos de lo ‘healthy’ solo tienen estas palabras en la boca: bebidas fermentadas. Bajas en azúcar y de elaboración natural, se componen de moho, bacterias o levaduras que, gracias a su fermentación, ofrecen una multitud de buenos nutrientes para el organismo.

Entre otras virtudes las bebidas fermentadas son ricas en prebióticos y probióticos (bacterias presentes de forma natural en el intestino) que refuerzan el equilibrio de la flora intestinal y el sistema inmunitario, aportan vitaminas y favorecen la digestión, así como la asimilación de minerales como el calcio, el magnesio… Incluso pueden contribuir a prevenir el cáncer de colon, según apuntan diversos profesionales de la nutrición.

Y entre tantos beneficios, ¿hay algún punto negativo? Pues que los estómagos poco habituados a este tipo de alimentos pueden sufrir en un principio por exceso de gases. Pero no hay de qué preocuparse, ya que suele ser un indicador que el tránsito se está reequilibrando. Cabe mencionar también que no se pueden comprar, sino que hay que realizarlas de modo casero, probando las fórmulas específicas con ingredientes precisos de cada tipo de bebida. Y armándose de paciencia, ya que conseguir una cepa requiere un mínimo de 3-4 días. Kéfir, kombucha o kvas se han convertido así en las nuevas palabras mágicas del reino de la comida saludable. Toma nota:

El kéfir:


Originario del Cáucaso, frontera entre Rusia y Georgia, está compuesto de lo que parecen ser unos cristalitos translúcidos que albergan toda una colonia de levaduras y bacterias. Se consigue fermentando durante unas horas estas semillas junto con agua o leche, al gusto de cada uno, preparación a la que se añade una rodaja de limón para conservar intactos sus beneficios más tiempo.

Kefir | Cocinatis

El kombucha:

No es otra cosa que un moho que, según la leyenda asiática, ofrece inmortalidad a quien lo consume. Se trata de una simbiosis entre bacterias y levaduras que se combinan generalmente con té negro dulce. Tras unos días de fermentación, adopta una textura gelatinosa, un sabor dulce y refrescante y un efecto burbujeante. Perfecto para los calurosos días de verano.

Kombucha | Cocinatis

El jun:

Procedente del Tíbet, se consigue dejando fermentar durante cuatro días una mezcla de té verde, miel y una cepa de jun. Pasado este tiempo se le añade agua mineral. Si vuestra intención es seguir contando con el jun en vuestra dieta, tras una primera preparación no os olvidéis de conservar una pequeña dosis, conocida como ‘starter’, que será muy útil para repetir el procedimiento.

El kvas:

Este brebaje se produce a partir del pan de centeno, de hojas de grosella negra secas y de pasas que se dejan fermentar durante unos días. Un tanto efervescente y con poco volumen de alcohol, el kvas es una de las bebidas fermentadas más fáciles de lograr, cuyo sabor es muy suave.

Kvas | Cocinatis

La bernache
:

Hay que pasar por alto su aspecto de vinacho de batalla (se trata de mosto de uva en proceso de fermentación) y consumirla nada más sacada de la prensa, etapa de transición en la elaboración del vino. Entonces se caracteriza por un sabor dulzón y contiene burbujas finas naturales. Eso sí, es imperativo beberla inmediatamente ya que su alcohol, en contacto con la levadura y el aire, se convierte en vinagre que lo hace im-be-bi-ble.

La boza
:

Esta bebida –una especie de leche vegetal-, muy rica en nutrientes, lo peta en los Balcanes. Para conseguirla se emplean varios cereales –como el bulgur, el mijo y el arroz- previamente hervidos en agua, que se dejan reposar hasta convertirse en una especie de pasta blanca líquida.

Boza | Cocinatis

Laia Zieger | @laiazieger | Barcelona | 02/04/2017

Más noticias

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo colocar un techo aislante acústico

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.