Crimen de la cabeza

Este es el perfil psicológico de Carmen Merino, la presunta decapitadora de Castro Urdiales

La mujer, que decapitó a su pareja y le dio la cabeza a su amiga metida en una caja, tras asegurarle que eran juguetes sexuales, se enfrenta a 25 años de cárcel por un delito de asesinato con alevosía y será juzgada por un jurado popular.

Publicidad

¿Qué lleva a alguien a hacer algo así? Carlos Quílez ha hablado en Y ahora Sonsoles acerca del perfil de la presunta asesina de Castro Urdiales.

Los informes han concluido que Carmen Merino es una psicópata: inteligente, seductora, mentirosa y sin empatía.

"Estamos ante una persona que tiene rasgos manifiestos de psicopatía"

Carlos Quílez

Además, la motivación criminal también ayuda a conocer el perfil de la supuesta decapitadora. Las primeras líneas de investigación apuntaban que la motivación del crimen era puramente económica, aunque ahora que tienen más información, parece que no es la única.

Por otra parte, Carmen tiene lo que se conoce como el ‘síndrome del cazador’, que consiste en que, cuando alguien decapita a una persona, hay un efecto trofeo.

Por último, no se descarta que la presunta asesina quisiera ser detenida porque, tras cometer un crimen así, ella debía saber que antes o temprano iba a ser descubierta.

Antena 3 » Programas » Y ahora Sonsoles

Publicidad