Todos los detalles

Nacho Gay, acerca de la estancia de Iñaki Urdangarin en prisión: "No era un preso común"

El periodista Nacho Gay cuenta en su nuevo libro cómo fueron los más de dos años que estuvo en prisión, las peculiaridades de su estancia, las visitas de la infanta Cristina o algunos aspectos desconocidos de su internamiento.

Publicidad

Poco se conocía hasta ahora de cómo fue la estancia de Iñaki Urdangarin en prisión, pero esto está a punto de acabar. Nacho Gay, director de Vanitatis, ha recogido cómo fueron los 939 días de cárcel para el exjugador de balonmano.

El periodista ha detallado en el libro 'Urdangarin, relato de un naufragio' algunas peculiaridades de su estancia: “Iñaki iba a ser probablemente el primer preso de España en dormir en cama de matrimonio”.

Además, al estar en una cárcel de mujeres, la interacción social de Urdangarin se vio muy reducida, y el padre Galán acabó convirtiéndose en uno de sus mayores apoyos. Se refugió en él y fue un gran apoyo. A él le confesó que jamás le fue infiel a su entonces esposa, la infanta Cristina, aunque reconoce que cometió errores.

Las visitas que la infanta le hacía a su marido también forman parte del libro, y , según cuenta Nacho Gay, duraban unas cuatro o cinco horas. Además, ha asegurado que no era un preso común y que más que una celda tenía un loft e incluso tenía televisor.

Es cierto que tenía ventajas, aunque también inconvenientes. Nacho asegura que tuvo una depresión por pasar tanto tiempo solo e incluso lloró "como un niño" frente al juez de vigilancia penitenciaria en dos ocasiones.

"Él quería iniciar una nueva vida y romper con todo, incluida la infanta Cristina", ha sentenciado.

Antena 3 » Programas » Y ahora Sonsoles

Publicidad