Primicia

Íñigo Onieva recupera la confianza de Tamara Falcó y disfruta de una escapada con amigos en Ibiza

Después de cumplir 35 años, el marido de la marquesa de Griñón se ha ido a la isla para pasar unos días con amigos y, además, presumir de cuerpazo. Sus horas de gimnasio y su cuidada dieta le han costado y sino, acude a una refutada clínica enfocada en el bienestar.

Publicidad

El verano está a la vuelta de la esquina e Íñigo Onieva ha aprovechado para irse unos días con sus amigos a Ibiza. No cabe duda de que los 35 le han sentado de maravilla al empresario.

Onieva ha lucido un bañador azul marino estampado mientras se secaba con la toalla tras darse un baño en la isla. Eso sí, no ha sido la primera vez que hemos visto al marido de Tamara Falcó disfrutando de la playa y enseñando cuerpazo.

Íñigo aprovecha cualquier ocasión para hacerlo: montado en una tabla de surf, frente al espejo o simplemente tumbado en la orilla del mar. No es para menos, sus horas de gimnasio y su cuidada dieta le han costado.

Y no solo eso, sino que, cuando lo ha necesitado, ha acudido a una refutada clínica enfocada en el bienestar de las personas a través de un método integral, dicho de otra manera, a volver a tener un cuerpo 10.

Con estas imágenes, es imposible que la marquesa de Griñón se resista. Además, parece que después de gritar su amor a los cuatro vientos, hay posibilidad de embarazo, algo que ha desmentido Beatriz Cortázar.

Tras las incesantes especulaciones de crisis entre el matrimonio, Iñigo y Tamara se encuentran en su mejor momento, tanto juntos como por separado.

Antena 3» Programas» Y ahora Sonsoles

Publicidad