Ya habían comenzado el proceso

Tuvo un hijo por gestación subrogada de su marido fallecido: "Mi marido contrajo cáncer y yo decidí seguir adelante"

María y su marido comenzaron el proceso para tener un hijo en Estados Unidos, donde fueron para que él congelase el esperma. Sin embargo, en su vuelta a España descubrieron que tenía un cáncer fulminante por el que falleció. Ella, no obstante, continuó con el proceso.

Publicidad

María y su marido siempre habían querido ser padres, pero su sueño se truncó cuando él falleció de un cáncer. Sin embargo, gracias a la gestación subrogada y que habían congelado el esperma, María ha logrado ser madre.

"Mi hijo está conmigo, no como si fuese una abuela, está como lo que soy, su madre", ha dejado claro ella, que comenzó el proceso junto a su marido cuando tenía ya 55 años. No podía tener hijos biológicos y, por ese motivo, recurrieron a la gestación subrogada.

Fueron a Estados Unidos a congelar el esperma, pero a su vuelta a España todo cambió. "Mi marido contrajo un cáncer de páncreas y fue fulminante. Yo decidí seguir adelante", ha dicho.

María pagó 130 mil euros y esperó dos años, pero consiguió tener al hijo que tanto deseaba.

Desde el punto de vista legal, el proceso es el mismo que si el cónyuge estuviera vivo. En cuanto a lo moral, si el progenitor había congelado esperma, es porque deseaba que su pareja tuviera un hijo suyo.

Este bebé le hace sentir plena, pero en ningún caso sustituye la figura de su marido. "Teniendo a nuestro hijo al lado, que además se le parece bastante a él, pues para mi es la ilusión de mí vida", ha asegurado.

¡No te pierdas más detalles en el vídeo!

Antena 3» Programas» Y ahora Sonsoles

Publicidad