A la espera de las pruebas de ADN

El crimen de Marbella podría tratarse de un caso de violencia de género tras la detención de la expareja

Un hombre ha asegurado que el cadáver podría ser el de su hermana, quien el pasado mes de diciembre puso una denuncia a su expareja por violencia de género. A él se le impuso una orden de alejamiento y ahora está detenido a la espera de los resultados de la prueba de ADN.

Publicidad

Las investigaciones para dar con la identidad del cadáver de la mujer que fue hallada en Marbella sin manos y decapitada continúan. Un hombre, tras ver las imágenes del cuerpo en redes sociales, se ha puesto en contacto con la policía pues asegura que puede ser su hermana.

Esta joven de 30 años denunció en diciembre un episodio de violencia de género y se le impuso una orden de alejamiento. La expareja de está chica ha sido detenido hasta que se conozcan los resultados de la prueba de ADN. Carlos Quílez asegura que la expareja no ha sido detenido por asesinato sino por haber roto presuntamente esta orden. Si finalmente es ella la joven encontrada, seguramente caiga sobre él la investigación.

Esto ha dado un vuelco a las investigaciones, pues en un principio se barajó que fuese un caso de ajuste de cuentas al presentar el cadáver un profundo corte en el abdomen.

Las personas que encontraron el cadáver no daban crédito y pensaban que era una muñeca, tal y como han declarado a Espejo Público.

Antena 3 » Programas » Y ahora Sonsoles

Publicidad