Una nueva etapa de su vida

Las confesiones de Tamara Falcó que demuestran que está dispuesta a comerse el mundo

La marquesa de Griñón ha comenzado una nueva etapa de su vida, y como colaboradora en ‘El Hormiguero’ ha hecho unas declaraciones que no dejan indiferente a nadie sobre cómo en fue su infancia. Se nota que ha dejado atrás el asunto de Íñigo Onieva y que está dispuesta a todo.

Publicidad

Las declaraciones de Isabel Preysler acerca de su hija y de lo orgullosa que está por cómo ha llevado su ruptura con Íñigo Onieva parecen haber provocado el pistoletazo de salida de una nueva Tamara Falcó, soltera y más libre que nunca.

Para empezar, la joven ha hecho una confesión en ‘El Hormiguero’ que demuestran que estamos ante una nueva marquesa de Griñón. Tamara ha contado cómo su madre castigaba a ella y sus hermanos cuando hacían algo mal, y es… ¡Escribiendo!

Eso sí, según ha contado ella era bastante buena. “Pero yo habré hecho, 10 líneas, muy pocas líneas. Enrique es el que habrá escrito muchas novelas”, ha asegurado.

Pero, aunque era buena, no era una santa, también hacía de las suyas de vez en cuando. “Era muy repipi de pequeña y yo siempre me estaba chivando de Enrique y Julio”, ha confesado.

También ha declarado que en su adolescencia siempre la echaban de clase. ¡Era más rebelde de lo que pensábamos!

Con estas confesiones, vemos que ha llegado una nueva Tamara y que está dispuesta a todo en esta nueva etapa de su vida.

Antena 3 » Programas » Y ahora Sonsoles

Publicidad