Las avionetas continúan sobrevolando la zona para apagar los últimos incendios que se produjeron este miércoles, pero la emergencia ha concluido y ahora se tendrá que proceder a limpiar la abundante ceniza que ha caído sobre la localidad de Ginostra, en la parte suroeste de la isla y donde sólo se puede acceder por el mar. Durante la tarde de este miércoles se desplazaron a la zona dos barcos, uno militar y otro privado, con material de primera necesidad y para en caso de se necesitase una evacuación.


El Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV) italiano señaló que las explosiones del volcán, que se produjeron a las 16.46 locales (14.46 GMT) de este miércoles, fueron las más fuertes registradas desde que se tienen datos, es decir, desde 1985. La explosión provocó escenas de miedo entre los turistas que se encuentran en esta isla del Tirreno e incluso algunos se lanzaron al mar y 70 turistas decidieron abandonar la isla.


El fallecido fue un excursionista italiano, Massimo Imbesi, de 35 años, mientras que el herido leve era el amigo de nacionalidad brasileña con el que se encontraba. Ambos estaban a una altura de 400 metros en una zona autorizada para recorrer sin la necesidad de guía, pero les sorprendió la erupción e Imbesi falleció al ser golpeado por el material expulsado, según una primera reconstrucción.


El volcán Estrómboli, en el archipiélago de las islas Eolias y uno de los pocos que se mantiene en actividad, tiene una altura de 927 metros, pero bajo el nivel del mar se calcula que mide en torno los 3.000 metros. En la memoria está aún la erupción del 30 de diciembre de 2002 que provocó un pequeño tsunami en el sur del Tirreno, con una ola de unos veinte metros de altura que arrasó parte de la isla que hizo celebre el director Roberto Rosselini en su película "Estrómboli. Tierra de Dios".


Esta vez ha sido una sacudida similar a las producidas en 2003 y 2007 y no dejan de ser fenómenos "bastante raros" porque el volcán Estrómboli se caracteriza por una actividad "continua pero de baja energía", según un informe del INGV difundido por los medios.