La primavera, que comienza este miércoles 20 de marzo a las 22.58 hora peninsular, será probablemente más cálida y menos lluviosa de lo normal, siguiendo así lo pasos de un invierno "anómalo", en que apenas hubo lluvia y nieve, y con temperaturas medias más altas de la media, lo que ha convertido este invierno 2018-2019 en el segundo invierno más seco del siglo XXI y el quinto desde que hay registros (1965), así como en el tercer invierno más cálido del siglo XXI.

Durante la rueda de prensa estacional de la AEMET para dar balance del invierno meteorológico e informar sobre el pronóstico de la primavera, el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, ha señalado que en toda España (tanto la Península como Canarias y Baleares), el tiempo será más cálido de lo normal para este periodo.

Del Campo justifica esta predicción en que, tras dejar un invierno especialmente seco y cálido, la probabilidad de que la primavera sea fría es de un 20%. Otra de las portavoces de la AEMET, Delia Gutiérrez, ha subrayado que, en general, en esta primavera, en concreto, entre abril y junio, se alcanzarán valores superiores a los normales en toda España para esta época del año y habrá menos lluvias de lo habitual.

También se prevé algo similar para lo que queda de marzo: lluvias más escasas de lo normal. En cuanto al invierno, Rubén del Campo ha explicado que esta estación ha contado con las temperaturas máximas en promedio más altas (casi 2ºC por encima de la media) desde que hay registros. Sin embargo, las temperaturas mínimas estuvieron 0,4ºC por debajo de la media, lo que ha convertido a este invierno en el de mayor amplitud térmica (diferencia entre máximas y mínimas) desde 1965.

ECLIPSES Y LLUVIAS DE METEOROS

Según informa el OAN, a lo largo de la primavera no se producirá ningún eclipse de Sol o Luna. La primera luna llena de la primavera será el 21 de marzo, y las siguientes, 29 ó 30 días después. Así, se darán otras tres lunas llenas en esta primavera lo días 19 de abril, 18 de mayo y 17 de junio. En cuanto a la visibilidad de los planetas, al amanecer serán visibles Venus, Saturno y Júpiter, que durante el mes de junio será visible toda la noche, mientras que al anochecer será visible Marte.

Con respecto a las lluvias de meteoros, se podrán observar aquellas que se producen ocasionalmente en esta estación. Las dos lluvias de meteoros más importantes de la primavera serán las Líridas, con un máximo hacia el 22 de abril, y las Eta-acuáridas, cuyo máximo sucederá hacia el 6 de mayo. Asimismo, es en primavera, en concreto en el último domingo de marzo, cuando se realiza el cambio de hora para adaptarse al horario de verano.

Como venía siendo habitual, a las 2.00 de la madrugada, hora peninsular, del domingo 31 de marzo se adelantarán los relojes hasta las 3.00 (la 1.00 de la madrugada en Canarias pasará a ser las 2.00). Precisamente, la Comisión Europea presentó una propuesta para poner fin a los cambios de hora durante 2019. En un principio este 31 de marzo iba a ser el último cambio de hora que se realizaría en la Unión Europea, pero el Parlamento Europeo ha pedido retrasar hasta 2021 la eliminación de los cambios de hora propuesto por la Comisión Europea.

Los Estados miembros deben comunicar como muy tarde en abril de 2020 si se quedarán con el horario de verano o con el de invierno. Si optan por la primera opción, el último cambio de hora tendrá lugar en marzo de 2021, mientras que el reloj se cambiará por última vez en octubre de 2021 en aquellos países que decidan permanecer en el horario de invierno. Pese a la petición del Parlamento Europeo, los Veintiocho volverán a debatir sobre esta cuestión en junio.